Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 09 junio 2017


Este derecho universal establecido dentro de los derechos humanos que es definitivamente conquista

Coincide detención de cuatro presuntos asesinos materiales del periodista Max Rodríguez con celebración del Día de la libertad de expresión

La libertad de expresión derecho humano, conquista ciudadana que no es exclusivo de los comunicadores

El Día de la Libertad de Expresión se conmemora en México desde 1951, por instrucción del entonces presidente Miguel Alemán

Definitivamente la conmemoración de El Día de Libertad de Expresión, no se debe olvidar. Aunque más allá de la simple celebración, es necesario que este derecho se ejerza cabalmente, no solo por quienes laboramos en los medios de comunicación, sino desde cualquier sector de la sociedad en general.

Este derecho universal establecido dentro de los derechos humanos que es definitivamente conquista de añejas luchas sociales, que ya aparece desde los tiempos de Don Benito Juárez, se celebra en nuestro país el día siete de junio de cada año, desde 1951, cuando gobernaba el país, Miguel Alemán.

Vale la pena mencionar que la libertad de expresión debe estar garantizada bajo cualquier circunstancia en un país como el nuestro que se precia de ser abierto y democrático, y no solo como una fecha más del calendario para la simple expresión mediática cargada de buenos deseos y acciones.

Justamente por ello, este jueves en el Congreso del Estado se develó una placa alusiva a la libertad de expresión que quedará colocada con letra doradas en el Muro de Honor de la sala de sesiones “José María Morelos de Pavón”.

Esto se desarrolla en un entorno en donde a nivel nacional los comunicadores mantienen su lucha constante por expresarse libremente, aunque desgraciadamente para algún sector de la delincuencia organizada este tema parece causarles escozor.

Por ello es importante resaltar el hecho de que las autoridades estatales ya han detenido a cuatro sujetos implicados en el crimen del periodista Max Rodríguez perpetrado en esta capital del pasado 14 de abril.

Estos resultados son los primeros que se registran a nivel nacional en torno a la investigación sobre homicidios de comunicadores, por lo que la celebración de la libertad de expresión se ve coronada con este logro de las autoridades de procuración de justicia local en coordinación con corporaciones federales.

Queda más que claro que es de suma importancia que el derecho indiscutible a la libertad de expresión, no deje de ejercerse y por supuesto más allá de la celebración que tradicionalmente se realiza cada año, lo mejor es practicar esta libertad de expresión tal como lo señala ley.

Vale recordar que libertad no es libertinaje al hacer uso de este derecho por ello, también será necesario remarcar la responsabilidad que implica tener la libertad de expresarse localmente prácticamente sobre el tema que sea.

Alcanzar ese nivel de responsabilidad tato del que informa y se expresa como el que recibe el mensaje, es de definitivamente reflejo de una sociedad madura. 

Característica a la que precisamente en la entidad aspiramos llegar algún día, aunque es necesario reconocer que es un tema en el que definitivamente se han logrado grandes avances.

Que se hayan aprehendido a los presuntos autores materiales del homicidio del periodista Max Rodríguez, expresa de manera inmediata y contundente la intención clara de las autoridades de evitar que el ejercicio periodístico, es decir la práctica directa y cotidiana de la libertad de expresión se torne de mayor riesgo y pueda atacada de esta manera sin que haya consecuencias.

Por supuesto que este derecho universal es inherente al género humano y no exclusivamente de los trabajadores de los medios de comunicación o de quienes cotidianamente expresan sus diversos puntos de vista sobre temas en general y que conforman la llamada “opinión pública”.

Claro que la libertad de expresión que hoy gozamos en nuestro país, no ha sido ninguna dádiva o concesión gratuita de las autoridades federales, sino por el contrario, esa libertad es producto del esfuerzo y de la lucha de muchas generaciones de ciudadanos comprometidos principalmente con la defensa de los derechos humanos.