Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 25 de febrero de 2021

Lo derecho es lo decente

Lo derecho es lo decente


Los sudcalifornianos vivimos hoy entre la zozobra provocada por la inseguridad en las calles y alentada por criminales organizados que al parecer llegaron para quedarse, y la evidente inutilidad de los partidos políticos como organismos de la sociedad que deberían estar ocupados señalando con índice de fuego y demandando férreamente a los gobiernos en turno para que hagan la parte que les toca y no solo eso, que la hagan bien;¡¡¡¡ nuestro pueblo se lo merece!!!!

 

En Baja California Sur, los dirigentes de prácticamente todos los organismos políticos, han abdicado a la gran opción de utilizar sus plataformas y su poder de convocatoria –si es que les queda-, en principio, para impulsar un debate serio sobre los temas que como la inseguridad, preocupan y al mismo tiempo, exijan a los tres órdenes de gobierno que cada quien asuma su responsabilidad y ofrezcan resultados tangibles que generen confianza en la ciudadanía, demostrando democracia.

 

¿Qué está pasando? Todo está podrido en Dinamarca, ahora bien; La pasividad, el entreguismo y la incapacidad de quienes dirigen los partidos políticos, desde el P.R.I. en el poder, o la oposición que representa el PRD y MORENA, o vaya hasta los partidos satélites parecen ser una “oposición a modo” cooptada y amigable. Los partidos no son simplemente para legitimarse en el poder o acceder a él, los partidos son entes de interés público, entre otras cosas para promover la participación ciudadana organizada, son pues un vehículo que debería estar actuando decididamente frente la impotencia de la sociedad, que especialmente en La Paz y Los Cabos, no tiene límite y tiende a desbordarse, ante la mirada atónita de todos, ¿Cuánto  nos cuesta el voto en México?

 

CONCLUYO: ¿Cuántos muertos más necesitan para encabezar una movilización social frente a la inacción de una autoridad cada vez más pasiva? Otro Ayotzinapa, ¿Dónde están los liderazgos políticos? La respuesta es muy sencilla, no existen; Los sudcalifornianos estamos observando la violencia como parte de la normalidad democrática y eso es un craso error.

 

Tampoco hemos percibido suficientemente que la escalada de violencia nos afecta a todos, no solo a quienes han perdido un miembro de su familia o su patrimonio, afecta también directamente a nuestra economía, desalienta la inversión y trastoca las posibles alternativas para el acceso empleo digno, Mi pregunta final, ¿A quién le tocará realizar el recuento de los daños?