Noticias de BCS, México y el mundo.

Buenos días, B.C.S. - martes 23 mayo 2017


Como se recordará, Javier Valdez, fundador del semanario RíoDoce, especializado en temas del narcotráfico

Mecanismos de protección a periodistas, mmm…Fiscalías especiales; escoltas, acotar, adecuar, leyes, ¿para qué?
Andan tristes los buenos priistas, los no corruptos, pero y porque quieren a su tricolor…

Este tema sobre periodismo debería de haberlo dejado para inicio del mes de junio, ya rumbo al “Día del periodista”, el 7 de junio, pero debido a los acontecimientos de todo tipo: que iniciativas de ley (local), que certámenes periodísticos tanto del congreso como de organismos particulares (como Arsac y otros); temas de múltiples discursos y notas, columnas, sobre la “unidad y solidaridad” entre este gremio (que debiera de haber), pensamientos y poemas alusivos, etc., sin embargo desde ahora, debido a los más recientes acontecimientos de atentados y asesinatos de muchos periodistas en México-ya van 6 ó 7 en lo que va del año-y en particular en nuestra entidad, algunos le hemos ido entrando a esta temática desde hace varias semanas, y hoy, no quise omitir al tema pues se revivió con el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas en Culiacán, Sin.

Como se recordará, Javier Valdez, fundador del semanario RíoDoce, especializado en temas del narcotráfico, en Sinaloa, y Jonathan Rodríguez Córdova, reportero del semanario El Costeño, de Jalisco, murieron el mismo día, 15 de mayo, al sufrir atentados en dos hechos distintos. El sinaloense se convirtió en el sexto periodista asesinado en lo que va de 2017. El pasado 2 de marzo fue ejecutado Cecilio Pineda Brito, periodista independiente en Guerrero y colaborador de La Jornada, y el 19 del mismo mes, en Veracruz, mataron al columnista Ricardo Monlui, director del diario “El Político”. Cuatro días después, el 23 de marzo, mataron a Miroslava Breach, reportera del periódico La Jornada en la capital de Chihuahua. El 14 de abril fue asesinado en La Paz, Baja California Sur, Maximino Rodríguez, y el 2 de mayo Filiberto Álvarez, reportero de una radio de Morelos.

PREOCUPANTE CIFRA: MÉXICO ES EL TERCER PAÍS MÁS PELIGROSO DEL MUNDO PARA LA PRENSA

Veamos por qué. Con más de un centenar de profesionales muertos desde 2000, según Reporteros Sin Fronteras (RSF). Luego de un 2016 marcado por la cifra récord de 11 reporteros ejecutados y más 400 agresiones contra otros profesionales del gremio. En febrero, RSF había destacado que México ocupa el tercer lugar en el mundo por el número de periodistas asesinados, detrás de Siria y Afganistán, con 99 reporteros muertos entre 2000 y 2016. Ahora superan el centenar, luego de un mes de marzo negro.

“La situación en muchos estados de México es terrible para los periodistas, con cada vez más asesinatos por parte de los cárteles, o en otros casos por encargo de políticos corruptos”, denunció RSF en febrero.

Y ENTONCES, ¿QUÉ HACEN, QUÉ INVESTIGAN Y ACCIONAN LOS MECANISMOS DE PROTECCIÓN A PERIODISTAS?. Las fiscalías especiales; escoltas, acotar-adecuar leyes, ¿para qué?. Veamos opiniones. 

Miren, para comenzar, con discursos, declaraciones, Ruedas de prensa, actos rimbombantes oficiales (sin representación o presencia del periodismo afectado directamente por estos crímenes) como en el caso de Javier Valdez; ejms. El Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, calificó de “preocupante” la violencia que se ejerce contra los periodistas. “Lo reconocemos, y estamos trabajando de manera permanente y prioritaria. La instrucción que yo he recibido del procurador es atacar este tipo de situaciones y no dejar en la impunidad ningún caso”. Órale, ya con esto, cumplimos, le faltó decir. Y luego este acto oficial del presidente Peña Nieto cuando se reunió-al siguiente día del asesinato- con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) en Los Pinos, allí el Ejecutivo federal pidió guardar un minuto de silencio por los periodistas y defensores de Derechos Humanos que se han entregado a su labor y han sufrido ataques. (¿Un minuto de silencio?...qué no les basta con “el silencio eterno de los periodistas  muertos”?, al contrario, en vez de silenciar, hay que elevar la voz y el grito de la protesta para que se tomen verdaderas alternativas de solución, la principal: investigar, y no nomás a la alta delincuencia sino también a las altas autoridades, de todos los poderes y castigar a quien corresponda; con impunidades no habrá leyes, ni Mecanismos de protección, ni Fiscalías Especializadas, etc. que hagan justicia); digo. 

Pero veamos más sobre el tema.

Ahí en esa reunión el presidente Enrique Peña Nieto anunció una serie de medidas para la Libertad de Expresión y Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, tras la escalada de ataques y asesinatos en varios estados del país. “Buscamos garantizar la libertad de expresión”, señaló el Presidente al encabezar la reunión. Y después del discurso, entre las medidas a seguir, anunció:

Se fortalecerá la estructura y el presupuesto para el mecanismo de protección de activistas y periodistas. 2) Se establecerá un protocolo para reducir las situaciones de riesgo contra periodistas, 3) Fortaleceremos la Fiscalía con mejor personal, MP’s, policías y peritos y con mejor coordinación entre policías locales y federales. Y finalmente..tras expresar sus condolencias, señaló que este mecanismo será para proteger a las personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas; 538 personas están bajo este esquema, refirió. “Comparto la exigencia de justicia del gremio periodístico y de la sociedad entera, para detener y castigar a los responsables”, agregó. 

“No permitiremos la censura ni de las nuevas plataformas digitales, una democracia plena requiere que nadie calle su voz”, puntualizó. “No debemos ceder ante la violencia”. Órale, otra vez. Obvio, seguiré con la temática del periodismo.

ANDAN TRISTES LOS BUENOS PRIISTAS, LOS NO CORRUPTOS, PERO QUIEREN A SU TRICOLOR…

A veces, no siempre, en las charlas de Café se van hilvanando dos o tres temitas similares en conceptos; así, estos breves comentarios se dieron hace unos días cuando de pronto dije: oigan, andan tristes los priistas. ¿Cómo, todos, por qué? me dicen. Esperen-arreglo- los buenos priistas, esos que antes “nacían y morían” con y por su PRI como una religión-que todavía los hay, menos pero hay-ciudadanos positivos, honestos, pero que ahora están conscientes de la alta corrupción y delincuencia “de cuello blanco” y negro que priva en su querido partido, que ellos mismos, los malos priistas, han hecho o en complicidad-con sus impunidades exhibidas-no de que se estanque sino de tocar fondo, en una debacle electoral con muy pocas posibilidades de ganar y sí perder el poder ejecutivo y el legislativo en el 2018, inclusive en estas elecciones de 4 estados, que hasta el Estado de México puede perder (que nunca ha perdido ni cuando el PAN ganó las dos presidencias de la república); y ahí se hizo una especie de silencio…

Y no sólo lo dicen TODAS las encuestas sino que la misma ciudadanía ya lo hace público en las redes sociales principalmente y en muchos otros espacios, y es que ya no fue posible ocultar y defender lo indefendible (salvo esos buenos priistas), las evidencias, las pruebas, ahí están todos los días, en todos los medios, en todas partes y por ello la gente ya lo rechaza; en fin… 

No hubo discusiones ni contraataques o molestias. Y al cambiar a otro tema, también se puso bueno, pues el asunto fue, ¿Cómo la ven con este titular del periódico: “Frente opositor del PAN y el PRD para el 2018”; a lo que acoto, cómo, ¿el agua y el aceite unidos? ¿la derecha y la izquierda?, de ideologías opuestas, rematé, pa’ motivar…Bueno, dijo un amigo, es que la gente de antes tenía valores y principios, el PAN era honestamente de derecha y el partido de izquierda (PRD, hoy) era de verdad de izquierda; y en la sociedad, en la I.P. se asociaban con contrarios. Pues sí, digo, ahora la asociación o Frente partidista es puramente electoral, sólo para sacar de poder al actual de los Pinos. Buenos días.