Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - domingo 28 mayo 2017


Lo bueno es que lleguemos. Otra vez sentencia, el capitán. Al fondo, abrazado como siempre de su cámara un Adolfo Lucero Murillo

Desfachatez pura de diputados y ediles que traen un ilegal proselitismo para su reelección, cuando no están cumpliendo

Con un marcado acento de ingenuidad, los actuales ediles y representantes populares echaron las campanas al vuelo, al saber que las puertas de una reelección ya tiene su curso legal. Desde antes festinan este anuncio. Y con un cinismo exhacerbado sueltan las riendas de manera total al proselitismo ramplón, con cargo al respetable ciudadano que ha sido agraviado por estos gobernantes. Sálvo los ediles de Comondu Francisco Pelayo Covarrubias que ante propios y extraños ha demostrado un tangible trabajo. Y que eso le merece no solo aspirar a una segunda oportunidad en la alcaldía sino el colocarse en la galería de los candidatos a la gubernatura. Lo mismo decimos del edil paceño Armando Martínez Vega, que sorteando problemas económicos e incapacidades de sus colaboradores, en especial de quién estaba como segundo de a bordo, lleva el mandato con resultados. Pero de ahí en adelante muy pocos logros vemos. En Mulege la irrespetuosa actitud del esposo de la alcaldesa que se metichea en todo, descuidando su principal chamba en la API. Con esto les pregunto a los muleginos ¿ votarán otra vez por esta familia? Yo creo que no. Y si no al tiempo lo veremos. En Loreto. Ahí la edil, ni fu ni fa. Lo que ha permitido que fuerzas contrarias se reactiven y den una tunda electoral en los comicios venideros. Y en Los Cabos el desgobierno de Arturo de La Rosa conocido ya como el moderno Nerón, se expresa en los vacíos de poder. Una muestra es el desempeño protagónico de su secretario general que brilla más que el alcalde que ya se comporta como candidato al trono del gobierno local. Y a de La Rosa sus viejos aliados y socios, encabezados por Narciso Agundez, también le están preparando una sorpresa de pronósticos reservados. Y entre los diputados locales no hay el mínimo mérito que les permita siquiera al asomo de esa posibilidad.Y lo comento no porque tenga enfrente una bola de cristal. O que tenga conocimiento de clarividente. Lo digo porque a diario escucho los lamentos ciudadanos que repudian la traición de los diputados que recogieron el voto y no volvieron. Y hoy que ven la posibilidad de reelegirse retornan con una bolsa de tomatitos y meloncitos pachichis y la verborrea empalagosa y embustera de que ahora en el segundo periodo si cumplirán sus promesas de la primera campaña. ! Hágame el favor amigo lector ! Que linda desfachatez. Esto es otra burla al votante. Y como burla y abuso que es corresponde a las autordades electorales no hacerse de la vista gorda y permitir ese descarado proselitismo que están cometiendo. Ya basta.

Dos años sin Adolfo Lucero que murió en cumplimiento de su deber. Cubriendo la violencia que cubre BCS

Adolfo  Lucero Murillo, fue más que mi amigo, mi hermano. Y nos hermanamos hace más de 30  años en un accidente aéreo,   a diez mil pies de altura.  Abajo el km 35 en la virgencita. Y la ruta era La Paz¬. A la pista santa María en Santa Rosalía. Era un diciembre, y día 22 si bien recuerdo. El año ya no lo pude atrapar. Y arriba de un bimotor después de 20 minutos de despegue el capitán Julio Morales, nos avisa. “tenemos problemas”  Y son graves, le añadió, con un tono muy serio, casi asustado. Y eso hizo que  todos los viajeros nos viéramos entre sí. Un choque emocional, temor. E incertidumbre. Estupor. Y más cuando la nave empezó a vibrar. Y a emitir sonidos raros. Y otra vez el capitán nos habla: miren se trata de esto: el tren de aterrizaje se trabó. No sube ni baja. Y el avión no puede ganar altura. No podemos volar así. Además el motor va fallando. No está funcionando bien el sistema de combustible. Y es grave. Sentencio. Y después de eso, pa acabarla de amolar, el avión da un feo bajón. Me entra un temblaron. Y por la espalda me corre un sudorcito. Estoy asustado. Pienso en mi bebé recién nacida Francis. En Ely, en mis padres. En mis sueños. Pienso en todo. Y ahí voy sumergido, en mis pensamientos cuando otra vez la voz del capitán Julio, me retorna a la realidad. Y le escucho “Voy a intentar el retorno al aeropuerto. Y si llegamos, vamos a desplomar el avión en una pista alterna. Pero antes vamos a tirar todo el combustible. 

Lo bueno es que lleguemos. Otra vez sentencia, el capitán. Al fondo, abrazado como siempre de su cámara un Adolfo Lucero Murillo, me mira. Y sonríe. Y no aguanta. Y me grita ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡ ándele licenciado ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡ y ahí se rompe el hielo. Se parte el turrón. Y soltamos toda la carcajada. Y entonces me pongo la careta de bufón, de payaso. Y empiezo a jugar al entrevistador. Con mi grabadora prendida empiezo a entrevistar a todos. A Oscar López Arvizu, le suelto una pregunta. La respuesta me la guardo para la eternidad. A los demás pasajeros les interrogo. Va con nosotros también Antonio Manríquez con cara de asustado. Y el hábil piloto como puede hace las maniobras para el regreso. Y lo logra. Y arriba del aeropuerto cuarenta largos minutos, aventando combustible. Minutos que se nos hacen eternos. Y ahí vamos hacia la pista, llena de espuma, cama blanca, donde la panza de la nave, se desploma. Y después de un corto arrastre y seguidos de ambulancias y bomberos paramos. Se abren las puertas. Y córranle… Corrimos. Y atrás de nosotros, Adolfo y su inseparable cámara. Gritándome, ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡Adiós amigo. Te extraño. Te estimo. Y te doy gracias por todo tu apoyo. Y allá espérame, no me tardo.  Y en este segundo año de ausencia se te recuerda con cariño. 

CONVERSACIONES CON EL DIABLO 

Otra vez como en los últimos años Tito Loya dio una demostración de poder de convocatoria en la comida de la unidad. Concurrieron todos los sectores. Y en especial de sus amigos. Presente en la ceremonia su esposa distinguida. Gracias por la invitación...Con una buena participación y un gran ambiente se llevó a cabo la regata de kayak en el marco de los festejos del Día de la Marina Nacional. Evento coordinado por el Instituto Municipal del Deporte (IMD) y donde se premiaron y reconocieron a los primeros lugares de cada categoría participante...Agradezco a Paulina Fiol y a Aline Del Mar. Las dos en eventos por separados nos invitaron a las fiestas.De Paulina su bebé Ricky  y de Alina, Alina Idalid. Gratas convivencias donde mi nieta Zamara se divirtió igual que sus abuelos. Mil gracias...Dolor en el alma

Dos años sin Adolfo

La muerte de Adolfo Lucero nos liquido a todos sus compañeros.  Un dolor amargo. Y la impotencia que nos lleva a la pregunta ¿hasta cuando? Hasta cuando la violencia inmerecida que nos quita a nuestros seres queridos llegara a su fin ¿ Hasta cuando?

Adolfo, aquí estamos.The end.Como en las viejas películas llego el final. Después de tres años seguidos. Y de clamar al Procurador hacía abajo. Hasta el policia más cercano, que se hiciera algo para frenar los robos y no hicieron nada. Tampoco la diputada demagoga del primer distrito- la de los Tomatitos pachichis- que no hizo nada. Hoy el problema se resolvió: los ladrones ya no tienen que robar...Y con esto nos despedimos deseándoles lo mejor. Y no olviden: hagan el bien y sean felices.