diario el independiente

Alerta por salud de Rafael Tovar y de Teresa

09/12/2016 07:00 Por: Independencia

Alerta por salud de Rafael Tovar y de Teresa

CIUDAD DE MÉXICO. La salud de Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura federal, volvió a acaparar los reflectores del mundo de la cultura, luego de que la noche de ayer su oficina de prensa reconociera que el f

CIUDAD DE MÉXICO.

La salud de Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura federal, volvió a acaparar los reflectores del mundo de la cultura, luego de que la noche de ayer su oficina de prensa reconociera que el funcionario fue internado en el Hospital Central Militar de la Ciudad de México, donde se evalúa la calidad de salud.

A casi un año de ser nombrado secretario de Cultura (Excelsior/22/12/2015), instancias como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), han operado en un escenario de incertidumbre y desinformación, dado que el funcionario no ha aclarado su condición médica ni el tratamiento que enfrenta. Debe recordarse que entre enero y marzo de este año, Tovar permaneció fuera de toda actividad pública, para luego informar que sólo recibió un “chequeo”, aunque después su director de prensa aclaró que fue atendido por una infección en un músculo del hombro, específicamente en la zona de la clavícula. Pero a simple vista su apariencia era muy distinta. En esa misma tónica se emitió el comunicado de ayer, donde no se aclara si su condición es estable o crítica, ni tampoco las razones por las que fue hospitalizado, aunque ha trascendido que fue ingresado a causa de una neumonía. Cabe recordar que a lo largo de este año, Rafael Tovar canceló su participación de las actividades culturales más importantes, como la edición 30 de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el Festival Internacional Cervantino (FIC) y la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), aunado a que el pasado 24 de octubre canceló su comparecencia ante la Cámara de Diputados, sin aclarar las razones. Entre los pendientes que el funcionario no ha conseguido resolver durante los últimos cuatro años de su administración —primero al frente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y después al frente de la naciente Secretaría que el presidente Enrique Peña Nieto anunció durante su informe de Gobierno en septiembre de 2015—, se encuentran las obras de los Estudios Churubusco y de La Ciudadela. Además de las constantes goteras en la Biblioteca Vasconcelos, un declive en la calidad y la oferta de la ópera nacional, el uso indiscriminado de los espacios públicos como la renta del Palacio de Bellas Artes para presentaciones privadas, la cancelación de numerosos conciertos y festivales, como el llamado Esto es Mozart; la falta de presupuesto para el mantenimiento y la protección de sitios arqueológicos administrados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como un recorte de 21.2 por ciento que esta institución enfrenta con miras a 2017. Este panorama ha colocado a la naciente Secretaría de Cultura, en su primer año, en el centro de la polémica y la inconformidad de trabajadores de base, creadores y especialistas en la materia, quienes ya observan un panorama adverso para esta naciente institución. Tovar es diplomático, abogado, historiador y ensayista. Nació el 6 de abril de 1954 en la Ciudad de México, es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana y cuenta con estudios en la Universidad de La Sorbona y la Escuela de Ciencias Políticas en París. Fue presidente del Conaculta de 1992 a 1999, y de diciembre de 2012 a diciembre de 2015, donde fundó el Sistema Nacional de Creadores de Arte, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural en los Estados, el Canal 22, el Centro Nacional para la Cultura y las Artes. También es autor de los libros Modernización y política cultural, del Fondo de Cultura Económica; la novela Paraíso es tu memoria, de editorial Alfaguara; un año después publicó El último brindis de Don Porfirio, con Taurus; y en 2015 publicó De la paz al olvido. Porfirio Díaz y el final de un mundo, también en Taurus.