Noticias de BCS, México y el mundo.

Me quedé ciega por un huevazo de Halloween

miércoles 02 noviembre 2016 | Por: Pamela Padilla Soto | Los Cabos Me quedé ciega por un huevazo de Halloween

• A sus 17 años recibió un huevazo en el ojo derecho lo que la llevó a perder la vista, comparte su historia con El Independiente para concientizar a la comunidad de lo arriesgado de permitir que los niños y jóvenes co

• A sus 17 años recibió un huevazo en el ojo derecho lo que la llevó a perder la vista, comparte su historia con El Independiente para concientizar a la comunidad de lo arriesgado de permitir que los niños y jóvenes continúen con esta tradición
San José del Cabo, Baja California Sur.- Valentina García, habitante de San José del Cabo, nunca comprenderá ni olvidará lo que califica como una estúpida tradición que niños y jóvenes cabeños practican durante los festejos de Halloween y Día de Muertos, de lanzar huevos podridos a autos, comercios y casas, puesto que por este motivo, a sus 17 años, perdió la visión del ojo derecho. Compartió con El Independiente, que iba circulando a bordo de un auto con las ventanas abiertas, cuando a la altura del edificio Pedrin, en la cabecera municipal, sintió un golpe y un dolor intenso en el rosto, tras lo cual de inmediato quedó su vista en blanco, derivado de que su nervio óptico reventó. Me quedé ciega por un huevazo de Halloween “Detuvimos el auto para saber qué había pasado y estaba lleno de cascara de huevo por todos lados, mi ojo estaba cerrado y lleno de sangre, me entró la desesperación y mi amigo se quiso bajar a golpear a quienes lo hicieron, pero yo agradezco que me hayan dado a mí porque de otra forma, si le hubiera pegado a mi amigo nos matamos, hubiéramos chocado”, aseguró. Luego de un par de especialistas que no le daban más que malas noticias, Valentina se deprimió y tuvo que aprender a hacer todo con un solo ojo, por lo que los primeros dos meses luego del incidente se mantuvo estuve encerrada en casa, aceptando que había quedado ciega. Tras nueve años del suceso, asegura que al principio le dolía mucho, le provocaba malestar, dolores de cabeza intensos y se le hinchaba, sin embargo, asegura que con el tiempo el dolor ha disminuido y que aún no ha decidido qué procederá con su ojo, pues especialistas foráneos la han revisado y le comentan que como aún tiene movilidad no es necesario extirparlo, pro sí atendérselo antes de que empeore. “Para mí se ve monstruoso no muy agradable, yo me veo en el espejo y cierro el ojo, igual en las fotos porque es algo que ya lo superé y digerí que me quedé ciega, pero no me gusta verme la cara así, a mí me parece que mi caso es un ejemplo de lo negativo de la tradición de arrojar huevos, realmente no la entiendo, lo que a mí me pasó no se lo deseo a nadie, es una estupidez comprar comida para aventarla arriesgando a que la gente sufra un accidente como el mío, los niños y pubertos que lo hacen tiran a las personas, a los autos, a las casas, lo que me parece una tomada de pelo”, concluyó. Cabe destacar y según información compartida por José Jorge Ontiveros Molina, director de Seguridad Pública en Los Cabos, la noche del 31 de octubre, hubo 38 detenciones en San José del Cabo y 11 en Cabo San Lucas, la mayoría de menores de edad que agredieron a personas arrojándoles huevos, por lo que advirtió, el operativo continúa hasta el día de hoy 2 de noviembre.

Este contenido ha sido publicado originalmente por diarioelindependiente.mx si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido, ojo AL PRINCIPIO DE LA NOTA. Atte. Diario El Independiente