Noticias de BCS, México y el mundo.

Seminario de Cultura Mexicana; un nuevo espacio íntimo

lunes 10 octubre 2016 | Por: Independencia | Cultura Seminario de Cultura Mexicana; un nuevo espacio íntimo

CIUDAD DE MÉXICO. Pequeño, cercano, íntimo. Así define el arquitecto y escenógrafo Alejandro Luna (1939) al nuevo Teatro del Seminario de Cultura Mexicana, con un aforo para 124 personas, que abrirá sus puertas el pró

CIUDAD DE MÉXICO.

Pequeño, cercano, íntimo. Así define el arquitecto y escenógrafo Alejandro Luna (1939) al nuevo Teatro del Seminario de Cultura Mexicana, con un aforo para 124 personas, que abrirá sus puertas el próximo martes 11 de octubre con un recital de violonchelo y piano.

“Es un teatro chiquito. Me encantan los teatros chiquitos. Han funcionado muy bien, porque la gente está muy cerca de los actores, los bailarines o los músicos. Me gusta esa sensación de intimidad”, afirma en entrevista el experto en arquitectura teatral.
“Pero, más que el tamaño, lo importante es qué tan programado está. Creo que sería bueno que de repente un grupo de teatro ofrezca, en lugar de dos funciones para mil 500 personas, 15 funciones para cien personas. Es mejor para todos, pues hay más actividad artística y más contacto con el público”, agrega.
Quien ha montado la escenografía e iluminación para más de 200 obras teatrales y 20 óperas en diversos países adaptó, junto con el arquitecto Felipe Leal, el antiguo auditorio del Seminario de Cultura y le dio una vida diferente. Detalla que se le construyó una nueva mecánica teatral, parrilla de iluminación y telonería, se amplió la bocaescena panorámica, se redistribuyeron la isóptica de la butaquería y los accesos y se hicieron adecuaciones acústicas al plafón y a los muros laterales. Foto: Mateo Reyes
“Era un auditorio viejo en un tercer piso. Sigue estando allá arriba, pero ahora tiene un elevador para minusválidos. En los pisos de abajo se adaptaron servicios que no tenía. Uno es un nivel dedicado a la producción, la construcción de escenografía, elaboración de vestuario, el planchado, todas esas necesidades. Y en otro piso se encuentran los camerinos”, señala el catedrático y académico.
Los trabajos de remodelación, añade por su parte Roberto Vázquez, coordinador del proyecto, comenzaron en diciembre pasado con una inversión de tres millones y medio de pesos, “gracias a una solicitud especial que gestionamos ante la Secretaría de Educación Pública”. Considera que con la construcción del nuevo foro, “que será multidisciplinario, porque se presentarán tanto obras de teatro y recitales de música como ciclos de cine”, y la galería recién abierta el Seminario inicia una nueva época.
“El teatro y la galería le darán mayor presencia al Seminario, lo acercarán más al público, porque son actividades gratuitas. En el pasado se acentuó la difusión de la cultura mexicana a través de las 62 corresponsalías que se tienen en 28 estados del país. Esto ha sido importante. Pero ahora se fomentará además la producción de proyectos, para seguir nutriendo a las entidades”, asegura.
El promotor cultural explica que la caja acústica mide 13 x 14 metros x 6 de altura. “Es un foro profesional donde se pueden presentar todo tipo de obras dramáticas e incluso ópera. Le ofrece a los artistas todas las herramientas para que la calidad de sus obras sea la mejor. Por ejemplo, hay un sótano desde el cual pueden subir personajes. Da lugar a la imaginación”. Indica que se trabajará en estrecha colaboración con la UNAM. “Será una sede alterna para las propuestas universitarias. Aquí tendremos incubadoras de obras de teatro y la Muestra Internacional de Cine, coordinada por Aurelio de los Reyes”. Y adelanta que el organismo creado en 1942, que actualmente recibe de la SEP un presupuesto anual base de 16 millones de pesos, acaba de crear la asociación civil Amigos del Seminario y ya posee el permiso del SAT para recibir donativos. La música, pionera El violonchelista Carlos Prieto, quien estará a cargo del recital inaugural, junto con el pianista Edison Quintana, destaca en entrevista por separado que la música ha sido parte fundamental de las actividades del Seminario de Cultura Mexicana desde su fundación.
“Desde el principio ingresaron cuatro músicos: el compositor Julián Carrillo, la contralto Fanny Anitúa, la pianista Esperanza Cruz y el violinista Aurelio Fuentes. Y un mes después de creado entró el maestro Manuel M. Ponce. Desde entonces, siempre ha habido músicos. Yo ingresé en 1995, Luis Herrera de la Fuente, en 1996 y Sergio Vela en 2014”, apunta.
El discípulo del chelista húngaro Imre Hartman cuenta que llegó a dar recitales en el antiguo auditorio, pero que éste era poco adecuado y propicio. “Ahora tenemos un gran teatro”. Y comenta que el nuevo foro consolidará la labor de difusión musical en la capital mexicana y complementará lo que se ha hecho a través de las 62 corresponsalías en el país y las cuatro en el extranjero: Venecia, Barcelona, Guatemala y San Antonio, Texas (EU). “He podido tocar en lugares donde nunca habían visto un violonchelo y esto me ha entusiasmado enormemente”. Y añade que entre él y Sergio Vela tratarán de darle vida al foro desde el punto de vista musical y planearán una sólida oferta para todo el año. Por lo pronto, el programa del recital inaugural del próximo martes incluirá cuatro obras: Tres preludios para violonchelo y piano de Manuel M. Ponce, Sonata para violonchelo y piano, opus 40 de Dmitri Shostakovich, Canción en el puerto de Joaquín Gutiérrez Heras y Le grand tango, de Astor Piazzolla.