Noticias de BCS, México y el mundo.

Razones para no perderse la muestra de Otto Dix en el MUNAL

jueves 13 octubre 2016 | Por: Independencia | Cultura Razones para no perderse la muestra de Otto Dix en el MUNAL

CIUDAD DE MÉXICO. Otto Dix es uno de los artistas alemanes más reconocidos del movimiento conocido como ‘Neue Sachlichkeit’ o ‘Nueva Objetividad’, así como del expresionismo alemán. Su obra fue calificada como ‘degene

CIUDAD DE MÉXICO.

Otto Dix es uno de los artistas alemanes más reconocidos del movimiento conocido como ‘Neue Sachlichkeit’ o ‘Nueva Objetividad’, así como del expresionismo alemán. Su obra fue calificada como ‘degenerada’ y padeció los estragos de la Primera Guerra Mundial y del nazismo.

Un artista obsesionado por retratar su realidad, se centró en retratar los contrastes sociales, los estragos de la guerra, los bares, el jazz, el rostro de los marginados, de los habitantes de la noche, la luz y oscuridad de las ciudades, y la doble moral de una civilización en decadencia.  Pocos tienen el “estómago” para mirar aquello que él observó. ¿Te atreves?  A partir del 12 de octubre, y hasta el 15 de enero de 2017,  podrás conocer su obra a través de la exposición Otto Dix. Violencia y pasión que se presentará en el Museo Nacional de Arte como parte del Año Dual Alemania-México.

ENSEGUIDA TE DAMOS SIETE RAZONES PARA VISITARLA:

1. Esta es la primera ocasión en México en la que se presenta una revisión de todos los periodos estéticos de Dix. A lo largo de siete módulos se irá revelando las distintas técnicas y estilos, así como los temas utilizados por el artista durante su carrera, de los que sobresalen los conflictos bélicos, el retrato, el desnudo y la sociedad berlinesa.   2. Verás más de 160 obras de este artista. La muestra curada por Ulrike Lorenz, directora de la Galería de Arte de Mannheim (Kunsthalle Mannheim), presenta  pinturas, grabados, acuarelas y dibujos sobre la Primera Guerra Mundial, pasando por los trepidantes dorados años veinte, hasta llegar al neoexpresionismo después de 1945. 3. Podrás mirar los grabados que hizo sobre su traumática estancia en la Primera Guerra Mundial. Por cuatro años, Dix estuvo al frente de este conflicto bélico. Llevó consigo un diario y un pequeño cuaderno en el que realizó una detallada y mórbida crónica de todo lo que presenció en esa época. De ésta surgió la serie Der Krieg (La Guerra), en la que se encuentran retratos de cadáveres de soldados y caballos, trincheras humeantes  y heridos de todo tipo. No miente la premisa de la expo: “Otto Dix te muestra lo que no quieres ver”.   4. Se exhibe una serie de dibujos en la que representó la prostitución, el puerto y el circo. Algunos se incomodarán, otros no tanto. ¡No se vale taparse los ojos! En sus grabados que forman parte de Muerte y Resurrección, Dix plasmó  “el horror y lo grotesco de la marginación social, el falso romanticismo de los marineros, hasta las sanguinarias escenas de crímenes y el erotismo y envejecimiento de algunas prostitutas”. 5. Estarás frente a uno de sus trabajos más representativos, Metrópolis.  El tríptico creado entre 1927 y 1928, de acuerdo con la explicación de la curadora, “es un icono de los ‘dorados años veinte’ y sus abismos… Y resume en él sus agudas observaciones sobre la sociedad de la República de Weimar”.   6. Conocerás la obra que lo llevó a juicio.  A pesar de que sus escenas de prostitución, erotismo y asesinatos lo llevaron  a ser considerado un artista de vanguardia, algunas élites alemanas al verlas se sintieron “ofendidas”. (Y pues ¡CÓMO SE ATREVÍA A PINTAR TALES COSAS!). Debido a esto, su pintura En el espejo llevó a Dix a un juicio en el que se le acusó de obsceno. La obra fue confiscada y su paradero aún es desconocido. Sin embargo, gracias al grabado que realizó el artista hoy es posible verla…  una y otra vez. 7. Te enterarás de datos poco conocidos sobre el pintor. La muestra busca ampliar el panorama de la vida y obra de Otto Dix, por ello en cada una de las salas presenta datos pocos conocidos del artista, así descubrirás, por ejemplo,  la relación que existe entre él y Nietzsche, y  la influencia que tuvo en su trabajo la obra de Van Gogh.  

OTTO DIX. VIOLENCIA Y PASIÓN. 

Museo Nacional de Arte. Tacuba 8, col. Centro. Horarios: Martes a domingo de 10:00 a 18:00. Hasta el 15 de enero 2017. Costo: Entrada $60 | Gratis a estudiantes, maestros e INAPAM | Domingo entrada libre.