Noticias de BCS, México y el mundo.

FCE y Tinder realizan experimento para fomentar lectura

11/12/2015 07:10 Por: Independencia FCE y Tinder realizan experimento para fomentar lectura

CIUDAD DE MÉXICO. El Fondo de Cultura Económica (FCE) y Tinder (app para conseguir pareja) realizaron un experimento para crear nuevos lectores: Emparejaron a quienes buscan amantes en la red con algunos persona

FCE y Tinder realizan experimento para fomentar lectura CIUDAD DE MÉXICO. El Fondo de Cultura Económica (FCE) y Tinder (app para conseguir pareja) realizaron un experimento para crear nuevos lectores: Emparejaron a quienes buscan amantes en la red con algunos personajes de libros del catálogo de esa editorial; el resultado fueron 150 nuevas “parejas” en línea. De acuerdo con Tomás Granados y Elena Benítez, gerente editorial del FCE, y emisaria de la agencia de publicidad Onlylf, respectivamente, se eligieron algunos protagonistas de libros del catálogo de esa casa editorial. Por ejemplo, Carlota, de “Noticias del Imperio”, de Fernando del Paso; yDemetrio Macías, de “Los de abajo”, de Mariano Azuela. A esos personajes se les creó un perfil propio en Tinder y Facebook para que el resto de los usuarios de esas candentes redes sociales pronto se interesaran en ellos, y permitir que aquellos potenciales amantes se fijaran en ellos. Quienes seleccionaron a los personajes iniciaron una conversación con esos seres de novela y así se fueron conociendo mejor. Caso Fondo de Cultura Económica / Tinder PRENSA from ONLY IF on Vimeo. Para lograrlo, gente de las instancias involucradas en el tanteo personificó, vía Internet, a esos personajes a quienes dieron vida propia. A través de las charlas, el lector (“quien se dejó engañar”, según Tomás) se dejó seducir por el personaje (“algo de tomadura de pelo que hizo el Fondo”, añadió Granados) conoció facetas del personaje y cachos del libro. Luego de chatear por lo menos alrededor de cinco minutos, que es según el cálculo de Onlylf el tiempo que en promedio lee un mexicano cada día, se informó a la persona que había estado conversando con un ser literario y se le regaló la liga a un capítulo del libro en formato de libro electrónico, pues toda la aventura había sido en el mundo digital”, señaló. Tras acotar lo anterior, el gerente del Fondo de Cultura Económica destacó que a algunas personas se les invitó, antes de revelar la identidad de los personajes, a un encuentro cara a cara. El interesado se presentó a la cita, en la que lo esperaba una rosa sobre un ejemplar del libro en cuestión y una tarjeta que decía “búscame en tal página”. “La idea era que la gente viviera una experiencia de lectura sui generis, para despertar su interés y así contribuir a elevar el promedio de lectores en México, porque no cabe duda de que para enamorarse de la lectura basta con pasar una noche en compañía de un gran personaje”, dijo esta tarde el FCE en la conferencia donde se informó de lo anterior.