Michelle Valdez

Baja California Sur cuenta ahora con una Procuraduría aislada y de puertas cerradas

27/11/2015 09:27 Por: Gilberto Santisteban Flores Baja California Sur cuenta ahora con una Procuraduría aislada y de puertas cerradas

Gilberto Santisteban Flores La Paz, Baja California Sur.- Desde hace unas semanas, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ha optado por implementar una nueva estrategia en la que se han movido con

Baja California Sur cuenta ahora con una Procuraduría aislada y de puertas cerradas Gilberto Santisteban Flores La Paz, Baja California Sur.- Desde hace unas semanas, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ha optado por implementar una nueva estrategia en la que se han movido con hermetismo total hacia los medios de comunicación y a la ciudadanía.

Baja California Sur cuenta ahora con una Procuraduría aislada

La Procuraduría se ha convertido en la librería personal del nuevo procurador. Sin dudar en ningún momento, que Erasmo Palemón Alamilla Villeda sea un hombre capaz y con la experiencia necesaria para llevar la responsabilidad que requiere el cargo, pero en mi corta experiencia, cualquier instancia, más las de seguridad y justicia, que se mueva con hermetismo está condenada a cometer un ciclo de errores que tienen una factura costosa ante los ojos de la sociedad. Si no responden a las dudas, la ciudadanía desconfía; si cierra sus puertas, la falta de credibilidad aumenta; si no hay una vía de comunicación entre los reporteros de la fuente y la instancia, simplemente no existirá un canal adecuado para que los habitantes del Estado conozcan resultados y programas que la PGJE aplica, aunque las fallas y denuncias en contra de la institución estarán vigentes de forma cotidiana. No como una amenaza a la Procuraduría, sino automáticamente se convertirán en el único filtro de información relacionada con la dependencia, lo que podría llevar a enviar un mensaje a la ciudadanía en el que se indique que las acciones y trabajos de los elementos no están dando los resultados adecuados. La Procuraduría ni siquiera confirma crímenes violentos, como la balacera y el levantón que se dieron la noche del miércoles en el fraccionamiento Península Sur. Es cierto que el sigilo de las investigaciones y la próxima entrada del sistema penal acusatorio, prohíben a las autoridades brindar cierto tipo de información a los medios, sin embargo, no sólo como reporteros, sino como ciudadanos merecemos una confirmación del hecho. En el caso de los suicidios ocurre prácticamente lo mismo: la responsabilidad del reportero es esa, reportear un hecho, describir qué es lo que ve, sin embargo, no es autoridad para establecer ni confirmar un acontecimiento. Cuando se encuentran cadáveres colgados con sogas, inmediatamente se infiere que podría tratarse de un suicidio, sin embargo, esa es una noticia que debe confirmar la autoridad competente una vez que se establece el dictamen médico. La ola de asaltos que se dio hace unas semanas también despertó inquietudes y miedos en la población. Los empresarios necesitaban saber si debían cuidarse de los robos con violencia, si se trataba quizá de una banda criminal o eran hechos que no tenían relación entre sí. Quien quiera que esté aconsejando al procurador mantener hermetismo ante todos los casos que se presentan en Baja California, no puede ser su amigo, debido a que esto sólo llevará al fracaso social a la instancia. Esta estrategia de tener una Procuraduría de puertas cerradas a los medios de comunicación, que no siempre hablan bien de las autoridades, los va a conducir por la senda de la desaprobación social.

Este contenido ha sido publicado originalmente por diarioelindependiente.mx si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido, ojo AL PRINCIPIO DE LA NOTA. Atte. Diario El Independiente