Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 19 de septiembre de 2020

“Sueñen y cuenten sus sueños”, dice a jóvenes; Francisco se reúne con religiosos

  LA HABANA, 21 de septiembre.– En sus dos encuentros vespertinos, primero con obispos, religiosas y seminaristas, y luego con los jóvenes, el papa Francisco rompió el protocolo. No leyó los discursos que t

“Sueñen y cuenten sus sueños”, dice a jóvenes; Francisco se reúne con religiosos

1308097   LA HABANA, 21 de septiembre.– En sus dos encuentros vespertinos, primero con obispos, religiosas y seminaristas, y luego con los jóvenes, el papa Francisco rompió el protocolo. No leyó los discursos que tenía preparados, improvisó y habló de la guerra, la pobreza y el desempleo. Utilizó un lenguaje coloquial, sencillo y con acento muy argentino. El Papa conectó de inmediato con los jóvenes, reunidos en el Centro Cultural Padre Félix Varela, cuando les dijo: “Ustedes están parados y yo sentado, qué vergüenza, pero así pude tomar nota”. Les habló de la capacidad de soñar y con un lenguaje muy argentino les dijo: “(joven) no te arrugues, abrirte y soñar. Sueña que con voz el mundo puede ser distinto. Por ahí se les va la mano y sueñan demasiado y luego la vida les corta el camino, pero no importa, sueñen y cuenten sus sueños”. Los jóvenes estuvieron muy festivos, muy alegres. En cada oportunidad gritaban, aplaudían, chiflaban, mostraban el entusiasmo propio de su edad. “¡Francisco!, ¡Francisco!”, coreaban. “1, 2 y 3, que Papa tan chévere, qué Papa tan chévere”, cantaban. Francisco les dijo que la enemistad social destruye a una familia, a un país, al mundo. “Y la enemistad más grande es la guerra, y el mundo se esta destruyendo por la guerra, porque son incapaces de sentarse y hablar. No matemos más gente. Cuando hay división hay muerte”. Les pidió ser capaces de crear la amistad social, la que une, porque recordó que los jóvenes son la esperanza de un pueblo, aunque refirió que en Europa hay un problema grave, el desempleo. “Un pueblo que no se preocupa por dar trabajo a sus jóvenes, no tiene futuro”, sentenció. Antes, en la Catedral, el Papa prefirió charlar con los sacerdotes, religiosas y seminaristas. Guardó su discurso y como se repartió entre los presentes les pidió que luego lo leyeran y reflexionaran. En su mensaje, dijo que el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, pronunció una palabra muy incómoda: “pobreza” y la repitió varias veces. “El espíritu mundano no la quiere, la esconde, no por pudor sino por desprecio. Y si tiene que pecar y ofender a Dios para que no le llegue la pobreza, lo hace. Siempre tratamos de escamotear la pobreza”, dijo el Papa. Los bienes son un don de Dios, refirió, pero cuando éstos se vuelven su prioridad ya no valen la pena. Y puso un ejemplo: “Cuando una congregación religiosa empieza a ahorrar y a juntar plata, Dios le manda a un ecónomo desastroso que la quiebra y eso es el mejor regalo de Dios, porque esos ecónomos desastrosos la hacen libre”. Dios, les dijo, quiere una iglesia pobre. “Amen la pobreza”. El Papa viajará hoy temprano a Holguín para continuar con su visita pastoral.