Noticias de BCS, México y el mundo.

Madre lesbiana acusa al “Frente por la Familia Natural” de incitar al odio

miércoles 23 septiembre 2015 | Por: Carlos Ibarra Meza | La Paz Madre lesbiana acusa al “Frente por la Familia Natural” de incitar al odio

• Lamenta la intolerancia del organismo presidido por Eduardo de la Mora, suplente del alcalde electo de La Paz Carlos Ibarra Meza La Paz, Baja California Sur (BCS). Lila Magallón Robertshaw es licenciada en

Madre lesbiana acusa al “Frente por la Familia Natural” de incitar al odio • Lamenta la intolerancia del organismo presidido por Eduardo de la Mora, suplente del alcalde electo de La Paz Carlos Ibarra Meza La Paz, Baja California Sur (BCS). Lila Magallón Robertshaw es licenciada en Bellas Artes, es empresaria, es madre y es lesbiana. Ella decidió hablar sobre vida, exponer su intimidad con tal de terminar con la ignorancia, como califica a la estrategia de marketing con la que se ha empeñado el Frente Ciudadano por la Familia Natural.

Acusa al “Frente por la Familia Natural” de incitar al odio

“Es una campaña de odio”, afirma mientras describe la ansiedad que provoca una operación publicitaria “tan retrograda”, porque su hijo observa la discriminación hacía ellas: las ciudadanas lesbianas. Por años, en todo el mundo, una parte de la comunidad LGTBI ha luchado por un matrimonio que reconozca legal o socialmente uno formado por contrayentes del mismo sexo biológico o identidad de género matrimonio igualitario o de personas del mismo sexo, y Baja California Sur no es la excepción. Lila es una mujer que siempre se sintió femenina, pero siempre supo que había algo distinto en la profundidad de su ser. Algo especial. A los 18 años tuvo el valor de decírselo a su mamá, Joanne Robertshaw Marinucc, quien la aceptó sin prejuicio. Durante su infancia, sin embargo, fue llamada “marimacha” o “machorra”; cuando no se sabía que eso era discriminar, no se sabía que eso era bullying. Sobrevivió. Se mantuvo fuerte y continuó sin voltear atrás. -Discriminación en BCS El 31 de diciembre de 2006, se votó la Ley Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Estado de Baja California Sur, y hasta la fecha no tiene reglamentos. No obstante, la legislación es vigente. En el artículo 4, inciso II, define a la discriminación como “la distinción, exclusión, rechazo o restricción que, por acción u omisión, con intención o sin ella, y sin motivo o causa que sea racionalmente justificable, produzca el efecto de privar de un bien, de anular, menoscabar o impedir, tanto los derechos o libertades, como la igualdad real de oportunidades y de trato, de las personas, de minorías, grupos o colectividades, sea por motivo de su origen étnico, nacionalidad, raza, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, identidad o filiación política, preferencias sexuales, identidad de género, estado civil o cualquiera otro”. La xenofobia y el antisemitismo. En el artículo 5 de dicha ley, en el apartado XXVII considera conducta discriminatoria “incitar al odio, violencia, rechazo, burla, difamación, injuria, persecución o a la exclusión”; y más abajo, califica como reprobable: “Realizar o promover el maltrato físico o psicológico por la apariencia física, forma de vestir, hablar, gesticular o por asumir públicamente su preferencia sexual, identidad de género, ideológica, política, religiosa o cualquier otra”. Se sabe que el impulsor del Frente Ciudadano por la Familia es Eduardo de la Mora que, además, es el suplente del presidente municipal que ganó en las elecciones pasadas en La Paz: Armando Martínez Vega; tomará protesta el próximo 27 de septiembre. El Frente Pro Familia Desarrollo afirmó que rechazan el resolutivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a favor del matrimonio igualitario en la república mexicana. -Ciudadanas lesbianas Lila se siente amenazada. El miedo incrementa cada que uno de esos espectaculares se atraviesa mientras conduce por algún bulevar de la ciudad. Hace poco notó que su hijo cada vez pone más atención a esas imágenes con textos un tanto absurdos: “¿Legalizarías contenido homosexual en libros de 5to de primaria?”. Hablan al nivel que un niño de siete años puede tener. Platican para resolver las dudas de él, dudas que surgen al observar que personas sigan cuestionando, en pleno 2015, el legítimo derecho a decidir de las personas del mismo sexo a casarse para obtener derechos y obligaciones ante la ley. “Como ciudadana lesbiana tengo derechos”, sentencia sentada en el lugar en el que suele a beber café en la mesa. Su madre la mira con respeto, como si admirara lo decidida que es su retoño. Lila teme que el nivel de discriminación aumente, porque “vivimos en una sociedad machista”, en la que jóvenes han crecido en un ambiente así, “y lo que hace ese mensaje, es incentivar conductas que ocasionaran un deterioro social”. Cuando Lila llevaba su negocio, la reconocida galería bar La Encantada, escuchaba siempre la misma petición: “Deberías de convertir esto en un bar enteramente gay”, y siempre dio la misma respuesta: “Quiero que un día todos convivamos en un mismo sitio como personas, sin importar preferencia”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por diarioelindependiente.mx si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido, ojo AL PRINCIPIO DE LA NOTA. Atte. Diario El Independiente