Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 23 de septiembre de 2020

'Hay que disfrutar la vida': Robert Redford

La estrella hollywoodense está por estrenar 'A Walk in the Woods', cinta en la que comparte créditos con Nick Nolte. https://youtu.be/suK1e_3zNHg CIUDAD DE MÉXICO, 16 de septiembre.- Para hablar de Robert Red

'Hay que disfrutar la vida': Robert Redford

1304708 (1) La estrella hollywoodense está por estrenar 'A Walk in the Woods', cinta en la que comparte créditos con Nick Nolte. https://youtu.be/suK1e_3zNHg CIUDAD DE MÉXICO, 16 de septiembre.- Para hablar de Robert Redford en Hollywood, hay que ponerse de pie. Muy pocos actores logran mantener el mismo prestigio después de una carrera que lleva casi medio siglo en el mundo del cine. Y mientras él podría haberse retirado hace tiempo, entre la fama del Oscar que ganó como Mejor Director por Ordinary People y el honor de haber fundado el Festival de Sundance, con casi 80 años sobre los hombros, sigue encontrando historias humanas para llevar al cine, como la próxima película A Walk in the Woods, que protagonizará con Nick Nolte. ¿No se siente extraño ver una película como A Walk in the Woods donde aparece como el protagonista y el productor... sin ser también el director? Después de dirigir tantas veces sentí que extrañaba la actuación. Después de todo, así es como yo había empezado mi carrera. Extrañaba eso de ser solamente actor y nada más. Para producir cine, realmente hay dos caminos. Se puede auspiciar algo en particular para lograr que realmente se concrete o se puede ser la clase de productor que trata con todos los problemas que pasan a diario. Y ese no soy yo. Yo sólo quiero lograr que una película llegue al cine. Esa es la clase de productor que soy. Y esta película era así. Quería hacerla y para hacerla, quería ser solamente el protagonista. ¿Quiere decir que Robert Redford se jubiló como director de cine? Todavía disfruto de la actuación, pero tampoco me gustaría dejar totalmente la dirección, porque también me gusta controlar una historia. Y como todavía hay muchas historias que me gustaría hacer, también tendría que dirigirlas para conseguirlas. Ya las van a ver. Pero para contestar tu pregunta... mientras siga disfrutando de la actuación, vas a ver una mezcla de los dos trabajos. Con el mismo nombre de su padre, Charles Robert Redford nació el 18 de agosto de 1936 al oeste de Hollywood, en las playas de Santa Mónica. Su madre, Martha Hart, ya había fallecido cuando Robert recién salía de la escuela secundaria. Y en aquel momento, él también había conseguido una beca para jugar béisbol en la Universidad de Colorado, antes de trabajar en diferentes pozos petroleros, para ahorrar lo suficiente y viajar a Europa a estudiar arte en París y Florencia. Recién cuando volvió a Estados Unidos, en Nueva York, se decidió por el teatro, inscribiéndose en la Academia Americana de Arte Dramático, para debutar con la producción de Tall Story. La fama llegó en 1969 con Butch Cassidy and the Sundance Kid, cuando Robert Redford ya había cumplido 32 años. Y se convirtió en la mayor estrella del momento cuando fue nominado al Oscar como Mejor Actor con la película The Sting. Después de los clásicos éxitos de El gran Gatsby, Todos los hombres del presidente y Tres días del condor, el mismo año 1980 que debutó como director con Ordinary People, además de ganar un Oscar, fundó el Instituto Sundance y un festival de cine que hasta el día de hoy sigue siendo el más importante para los nuevos directores. Con la película The Quiz Show volvió a ser nominado al Oscar como Mejor Director y sin aparecer delante de cámaras, también estuvo involucrado en la producción de otros éxitos del cine como el principio de la historia del Che Guevara que protagonizó Gael García Bernal en Diarios de Motocicleta. Como actor, impuso un estilo romántico original con las cintas Una propuesta indecorosa, en la que ofrece un millón de dólares a Demi Moore para pasar una noche con ella o el otro romance que tuvo con Michelle Peiffer en Up Close & Personal. También disfrutó la acción de Juegos de espías con Brad Pitt o el drama Leones por corderos con Tom Cruise, antes de sorprender el año pasado con su aparición en la superproducción de El Capitán América. El año que viene va a cumplir 80 años. ¿Todavía le queda algo por cumplir en la típica lista de deseos? Yo no creo en las listas de deseos. No pienso así. No pienso en listas. Simplemente hago cosas y trato de hacer lo que puedo, sin pensarlo demasiado. Cuando veo algo que me gusta, trato de hacerlo. Y así sigo adelante. Mientras siga teniendo nuevas ideas que me mantengan en pie, es lo único que me importa. ¿Qué piensa sobre las nuevas ideas de Hollywood donde sitios de internet como Amazon y Netflix compiten hoy con la televisión? Bueno, yo no veo televisión, así que no puedo comentar sobre ese tema. ¿Y como el fundador del Instituto de cine Sundance, no le molesta que la mayoría de las películas de hoy sean sólo para la juventud? Es uno de los temas que es díficil tocar sin ponerse en un mal lugar, pero yo siento que la película A Walk in the Woods está dedicada a un público adulto que el cine no le presta tanta atención. La gente grande dejó de ir al cine, porque le abrieron camino a la juventud con efectos especiales, choques, bombas y todo eso. Me parece bien, pero en el camino también dejaron de hacer películas que solían ser importantes por las historias y los personajes, sin depender tanto en los efectos especiales. Con un estilo parecido a la película Wild, con la que Reese Witherspoon fue nominada en la pasada entrega del Oscar, con un perfil de comedia, A Walk in the Woods sigue la historia del personaje Bill Bryson que interpreta Robert Redford, que en vez de jubilarse para disfrutar de su familia, decide embarcarse en la aventura de escalar más de cuatro mil km de los Apalaches, con la única compañía que consigue: el viejo amigo que interpreta Nolte... aunque pudo haber sido Paul Newman. ¿Es verdad que originalmente quería hacer la película A Walk in the Woods con Paul Newman, en vez de Nick Nolte? Bueno, con Paul tuvimos una gran amistad y una gran relación en dos películas como El golpe en 1973 y Butch Cassidy en 1968. Y siempre buscamos una tercera. Cuando leí este libro me pareció que podía ser una buena idea, pero no había pensado lo suficiente como para darme cuenta que había pasado demasiado tiempo desde nuestra última película. Y cuando nos juntamos, él era una muy buena persona y fue muy honesto conmigo. Me dijo “Mira, creo que hay demasiada diferencia de edad entre nosotros, 14 años. Y en segundo lugar, físicamente, no sé si pueda hacer algo así. Por eso creo que no debería hacerla”. Ahí se terminó todo. Así que es cierto, esa fue la idea inicial, pero cuando lo pensé bien me di cuenta que no hubiera funcionado tan bien, por todos los cambios que tuvimos desde que habíamos trabajado juntos. Y desde ese momento, pensé en Nick Nolte. Y cuanto más pensé en el tema, más me gustó la idea de trabajar con él, porque tenemos la misma edad y nuestro pasado es muy similar. ¿Es la segunda vez que trabaja también con Nick Nolte? Sí, trabajamos juntos en The Company You Keep hace unos cinco años. Tiempo suficiente como para trabajar de nuevo, juntos, con una buena historia y dos personajes maravillosos. ¿Pasaron algo de tiempo juntos antes de empezar el rodaje? No. Lo que pasa es que el presupuesto era demasiado bajo y ni siquiera tuvimos tiempo para ensayar. Apenas si nos sentamos en una mesa, como ahora, para hablar un poco. Pero no tuvimos mucho tiempo. Tuvimos que salir y trabajar, confiando en que íbamos a poder sincronizar bien durante el rodaje. ¿Alguna escena favorita de la película? Hay una escena maravillosa en la película que en cierta forma ilustra lo que te digo, cuando se ve la transición del personaje de Nick, que habla tanto sobre la naturaleza, diciendo que una roca es una roca. Pero hay un momento de transición donde mi personaje de Bryson habla sobre el valor de ciertas cosas y cuando escalan y llegan hasta un árbol, yo le cuento toda la historia del árbol y cuando me voy, Nick se queda mirando el árbol. Eso fue muy gracioso. ¿Por qué cree que nuestra cultura no le da la misma importancia y meditación al paso de la edad, en los actores? Supongo que es por miedo. No cultivamos el conocimiento de la edad y le damos la espalda porque no sabemos cómo morir, cuando en la realidad deberíamos estar agradecidos que todavía podemos caminar. Hay que salir. No hay que quedarse sentado. Por lo que sabemos, ésta es la única vida que tenemos, así que yo trato de disfrutarla. FUENTE: http://www.excelsior.com.mx/funcion/2015/09/16/1045998