Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 28 de septiembre de 2020

EPN presenta decreto de la Secretaría de Cultura

  • El Presidente entregó al Congreso la Iniciativa de decreto para crear el nuevo organismo federal que, asegura, no requerirá recursos adicionales CIUDAD DE MÉXICO.- El nuevo titular de la Secretaría de

EPN presenta decreto de la Secretaría de Cultura

epn decreto   • El Presidente entregó al Congreso la Iniciativa de decreto para crear el nuevo organismo federal que, asegura, no requerirá recursos adicionales CIUDAD DE MÉXICO.- El nuevo titular de la Secretaría de Cultura tendrá facultades para “nombrar y remover libremente” a los directores generales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), de acuerdo con la Iniciativa de Decreto para crear la dependencia, enviada el lunes pasado por el presidente Enrique Peña Nieto al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, y publicada ayer en la Gaceta Parlamentaria. El nuevo ministerio, que será el número 18 en la Administración Pública Federal, tendrá al INAH y al INBA como órganos administrativos desconcentrados, sólo el primero con personalidad jurídica propia, y agregará a sus facultades la coordinación sectorizada del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) como organismo descentralizado, al Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) como órgano desconcentrado y a Radio Educación como órgano administrativo desconcentrado. La propuesta de 40 páginas, enlista las funciones que tendrá la nueva secretaría y las leyes que deberán reformarse para cumplir con su mandato. Entre estas últimas le faculta para participar en la elaboración de los programas y planes en materia artística y literaria que establezca la Secretaría de Educación Pública para la educación inicial, básica y normal y autorizar, junto con la Secretaría de Gobernación, lo concerniente a la traducción y reproducción del Himno Nacional Mexicano. De acuerdo con el documento, la creación de la secretaría implicará que tanto el INAH y el INBA estén sometidos al mandato del nuevo titular. Con acuerdo del secretario de Cultura se definirían, en el caso del INAH, convenios de coordinación con otras instituciones como gobiernos estatales y municipales, declaratorias de zonas y monumentos, así como la formación de Consejos consultivos como el actual Consejo de Arqueología. También deberá consultarse con el nuevo secretario toda reforma a su Ley Orgánica, la aprobación de reglamentos y manuales internos para su funcionamiento e incluso contempla la rendición de cuentas a quien encabece el sector presentando un “informe anual de actividades” desarrolladas y un “programa de trabajo” a desarrollar. En el caso del INBA se plantea la creación de un Consejo Técnico Pedagógico “que bajo la presidencia de su director se integrará con representantes de las unidades administrativas de la Secretaría de Cultura y de la Secretaría de Educación Pública, así como de las unidades administrativas del propio Instituto.” Este organismo tendrá como finalidad trabajar en los planes de estudio para la enseñanza de la educación artística y literaria del país. La Iniciativa del gobierno federal fue acompañada con una Evaluación de Impacto Presupuestario, elaborada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que concluye que la transformación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en Secretaría de Cultura “no interfiere en los programas aprobados por las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal por lo que no se requerirán recursos adicionales por su entrada en vigor.” El gobierno federal argumenta que la creación de la Secretaría de Cultura atiende “una visión histórica de fortalecimiento de las instituciones culturales” y reconoce como su responsabilidad la política cultural nacional. “Nada recompensará más a los mexicanos, que con la creación de la Secretaría de Cultura, no sólo se resguarde y conserve para las siguientes generaciones su herencia y patrimonio culturales, sino que se enriquezcan en estos años. Con esta decisión se cumplirá un anhelo que ha expresado de manera reiterada la comunidad artística y cultural de México”, agrega. En la iniciativa se afirma que la nueva dependencia “será una institución mejor preparada, en suma, para responder al precepto constitucional que en 2009 incorporó el derecho universal de acceso a la cultura y el ejercicio de los derechos culturales como derechos humanos fundamentales.” Y le confiere entre otras funciones, diseñar estrategias, mecanismos e instrumentos, así como fomentar la elaboración de programas, proyectos y acciones para promover y difundir la cultura, la historia y las artes. El anteproyecto define que será necesario transferir las atribuciones que en la materia tenía a su cargo la Secretaría de Educación Pública como el fomento de las relaciones de orden cultural con otros países, la organización y control del registro de la propiedad literaria y artística; el estímulo del teatro en el país organizando concursos para autores, actores y escenógrafos, la organización de misiones culturales, así como la formulación de un catálogo del patrimonio histórico nacional y el manejo del catálogo de los monumentos nacionales. La nueva dependencia requerirá la modificación y reforma de al menos 19 leyes de orden federal. A la nueva secretaría también competerá, coadyuvar junto con la SEP, la selección, adquisición y distribución de las bibliotecas escolares y de aula. La Secretaría de Cultura también administrará la Red Nacional de Bibliotecas que tendrá su corazón en la Biblioteca México de La Ciudadela y no en la Biblioteca Vasconcelos como plantearon en el pasado las administraciones panistas. MENOS RECURSOS Mientras el gobierno federal propone la creación de una Secretaría de Cultura, su Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 contempla reducciones para la cultura. De acuerdo con el proyecto entregado ayer a la Cámara de Diputados, el Conaculta recibiría 5 mil 343 millones de pesos, lo que representa una disminución en sus recursos con respecto al año que transcurre, cuando en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015 se le asignaron 8 mil 304 millones de pesos, que después sufrieron un recorte del 30 por ciento. En 2016 se proponen 3 mil 720 millones para el INAH, unos 190 millones menos que en 2015, cuando se le asignaron 3 mil 905 millones de pesos; mientras que el INBA recibiría 3 mil 15 millones de pesos, con lo que registraría un ligero avance con respecto a este año, cuando recibió 2 mil 990 millones de pesos. Para Canal 22 el gobierno federal propone 191 millones de pesos, mientras que el Fondo de Cultura Económica recibiría 181 millones de pesos. Sólo con consenso: sindicatos Los sindicatos que agrupan a los trabajadores de la cultura han lanzado una advertencia sobre la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto para crear una Secretaría de Cultura. “No seremos un obstáculo”, señalaron luego de reunirse por primera vez con diputados federales de la LXIII Legislatura, pero dejaron en claro que, si aún no existe la iniciativa concreta para la creación del organismo federal y si no goza de consenso, deberá “echarse abajo”. “Dejamos muy claro que, si todavía no está elaborada, estamos a tiempo de que esta secretaría no llegue a pasar, por eso estamos insistiendo en que pueda haber consenso de todos los grupos parlamentarios, que no es conveniente en este momento. Por un lado la reducción de presupuesto y por el otro la creación de una secretaría. Es contradictorio lo que está proponiendo el gobierno federal”, sostuvo Juan Manuel Hernández Melchor, secretario general de la sección D-III-24 del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Hernández formó parte de la comisión de seis trabajadores, incluida María del Carmen Vázquez Rosales, secretaria general de la sección D-III-22 del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), que se reunieron ayer con los diputados Cristina Gaytán y Waldo Fernández, del grupo parlamentario del PRD, quienes fueron enviados para atenderlos por el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano.