Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 20 de abril de 2024

Narciso Agúndez no es mi enemigo: López Obrador

El presidente negó tener un enlace con empresas vinculadas al ex gobernador y desconoce problemas laborales en obras estatales.

Narciso Agúndez no es mi enemigo: López Obrador



La Paz, Baja California Sur.- En su reciente visita a la capital de Baja California Sur (BCS) el Presidente Andrés Manuel López Obrador abordó de nueva cuenta, a raíz de los cuestionamientos de la prensa por el proceso electoral, su relación con el ex gobernador de la entidad, Narciso Agúndez Montaño.


En la conferencia matutina del mandatario, destacó que pese a diferencias en el pasado, no considera a Agúndez Montaño su enemigo, aunque tampoco han vuelto a coincidir con él desde hace 18 años.


López Obrador recordó que durante el proceso electoral del 2006, Agúndez, quien en ese entonces era gobernador de BCS por el PRD, optó por alinearse con la oposición liderada por Felipe Calderón (PAN), interpretando el acto como una traición al movimiento al que pertenecían.


"En 2006 nos robaron la presidencia, hace 18 años [...] en aquél entonces gobernaba este señor, Agúndez [...] se le hizo fácil darnos la espalda aunque veníamos juntos; se alineó con Calderón, y como los conservadores son muy falsos y chuecos, como premio lo metieron a la cárcel".


El Presidente también fue cuestionado sobre las licitaciones federales otorgadas a empresas presuntamente vinculadas con familiares del ex gobernador, así como la controversia en torno a la designación de Christian Agundez, hijo de Narciso Agúndez, como candidato a presidente municipal en Los Cabos donde informó que desconoce de estos problemas pero que todo será investigado previo a las denuncias correspondientes, al referirse que en su gobierno no hay favoritismos.


Respecto a las acusaciones de falta de pago de salarios que han detenido trabajos en obras como el Mega Deportivo en la capital del estado, y otras tres en Mulegé, AMLO negó cualquier complicidad con la familia Agúndez y dejó en manos de las instituciones políticas resolver la situación en Los Cabos.


"Lo único que deseo es que los pueblos tengan buenos gobernantes", concluyó López Obrador.