Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 17 de agosto de 2022

El país está chorreando sangre: Obispo de La Paz

• Miguel Ángel Alba Díaz dijo que la Iglesia católica se une en oración por las víctimas de la violencia, mientras que los perros mudos, zalameros, arrastrados que rodean a los políticos callan como momias.

El país está chorreando sangre: Obispo de La Paz

La Paz, Baja California Sur.- El obispo en Baja California Sur (BCS) Miguel Ángel Alba Díaz afirmó que México está chorreando sangre y que urge que se revisen las estrategias de seguridad.

 

Durante la misa dominical, enmarcada en la jornada de oración por la paz a la que convocó la iglesia católica a todo el país durante este mes, y donde estuvieron presentes colectivos de búsqueda y familiares de personas desaparecidas,  enfatizó “ya no nos alcanzan los abrazos para tantos balazos que recibimos”.

 

Habló de las expectativas que tenían los mexicanos de este gobierno y cuestionó qué es lo que están recibiendo y qué es lo que han pedido los sacerdotes a las autoridades ante los asesinatos de médicos, periodistas, de sacerdotes, activistas y gente inocente.

 

“Hay que revisar las estrategias de seguridad. Lo que se está haciendo es bueno, pero no basta. Hay que hacer algo más. Nuestro país está chorreando sangre”, indicó al señalar que a estas peticiones de la iglesia se les ha contestado con insultos, ofensas, descalificaciones y acusaciones.

 

El obispo reviró que los que callan como momias son los lambiscones que rodean a los políticos, que esos son los perros mudos, los zalameros, los arrastrados.

 

Alba Díaz manifestó que cansados de pedir a los hombres, en esta jornada de oración se dirigen a Dios para pedir por los desaparecidos y por las víctimas de la violencia.

 

Agradeció a las familias presentes en la catedral de Nuestra Señora de La Paz por compartir imágenes de sus seres queridos asesinados o desaparecidos y por no dejar que en la iglesia sean “como avestruces que entierran la cabeza en el piso para fingir que no ven, para fingir que no escuchan el llanto y por hacer ver que esto también sucede en Baja California Sur".

 

Subrayó que no se minimizan los hechos señalándolos como aislados y que se agradece a las familias por hacer entender que también en la entidad somos víctimas de mucha violencia y temor.