Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 23 de enero de 2022

No hay obstáculos para que el Poder Judicial aplique jurisprudencia sobre despenalización del aborto: Gallo Rodríguez

El magistrado presidente señaló que sí es importante que se modifique el marco legal, pero sostiene que la Suprema Corte marca la pauta.

No hay obstáculos para que el Poder Judicial aplique jurisprudencia sobre despenalización del aborto: Gallo Rodríguez

La Paz, Baja California Sur.- No hay obstáculos para que jueces y magistrados apliquen jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia sobre la despenalización del aborto, afirmó el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Daniel Gallo.


Dijo que es muy importante que se hagan las adecuaciones al marco jurídico de Baja California Sur, conforme a los criterios jurisprudenciales de la Suprema Corte de Justicia, quien marca la pauta.


No obstante, de acuerdo a lo que se ha avanzado en materia de derechos humanos en el Poder Judicial se puede aplicar si ya hay un criterio de jurisprudencia en ese sentido.


“Es importante que ya esté el marco legal adecuado, sin embargo, no es obstáculo para que en los juzgados se apliquen los criterios de la Suprema Corte, incluso es obligatorio”, puntualizó.


Cabe recordar que el pasado 7 de septiembre, la Suprema Corte resolvió por unanimidad de diez votos que es inconstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta, y se pronunció por primera vez a favor de garantizar el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir, sin enfrentar consecuencias penales.


Al haberse alcanzado una mayoría que supera los ocho votos, las razones de la Corte obligan a todas y todos los jueces de México, tanto federales como locales.


Se explica que a partir de esta resolución, al resolver casos futuros, deberán considerar que son inconstitucionales las normas penales de las entidades federativas que criminalicen el aborto de manera absoluta, como lo son los tipos penales que no contemplan la posibilidad de interrumpir el embarazo en un periodo cercano a la implantación, o las normas que sólo prevean la posibilidad de abortar como excusas absolutorias, pues en esos supuestos la conducta se cataloga como un delito, aunque no se imponga una sanción.