Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 16 de abril de 2024

Espera el PRI que no se use con fines electoreros regularización de carros “chocolates”

Del Castillo Miranda señala que están a favor de que sea en beneficio de las familias mexicanas, pero no en que se beneficie a propietarios de carros de lujo 

Espera el PRI que no se use con fines electoreros regularización de carros “chocolates”

La Paz, Baja California Sur.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI), se manifestó en contra de la legalización de autos chocolates de lujo. El presidente del Comité Directivo en Baja California Sur (BCS), Fabricio del Castillo Miranda afirmó que se espera que esta decisión del gobierno federal no se utilice con fines electoreros.

 

En entrevista con Diario El Independiente, aseguró que el PRI está y estará en contra de la regulación de autos de lujo y a favor de los carros de trabajo.

 

Indicó que están a favor de la regularización de los vehículos que se encuentran en territorio nacional de manera ilegal, siempre y cuando sean realmente útiles para las familias mexicanas, para que tengan una mejor calidad de vida.


Espera el PRI que no se use con fines electoreros regularización de carros “chocolates”

 

Recalcó el líder priista que en lo que sí están en contra es en la regularización de carros de lujo y exóticos de modelo reciente que están en territorio nacional, de manera irregular.

 

Coincidió con el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y COPARMEX en la entidad, que sería un atentado a la industria automotriz que genera una actividad económica y fuentes de empleos.

 

Puntualizó que en la entidad hay muchos vehículos chocolates, lo cual genera mucha incertidumbre en el tránsito diario al no contar con placas, y contrario a estos, hay automovilistas que sí cubren sus impuestos.

 

Dijo que se espera que este decreto recién firmado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no se convierta en un instrumento para tener cautivos a sectores de la población con fines electorales.