Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 20 de septiembre de 2021

“No era obligatorio” suplir a Muñoz, asegura el Primer regidor de La Paz

·      Pavel Castro dijo que Muñoz Álvarez dejó al ayuntamiento en un estado de ingobernabilidad y que el suplirlo solo es mandato cuando hay “falta temporal” del alcalde; tras su renuncia, decidieron ponerlo a votación.

“No era obligatorio” suplir a Muñoz, asegura el Primer regidor de La Paz

La Paz, Baja California Sur. No era obligatorio para el primer regidor, Pavel Castro Ríos, asumir la suplencia del presidente municipal de La Paz, Baja California Sur (BCS), Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, luego de renunciar para irse a la Cámara de Diputados como plurinominal de Morena.


En entrevista para Diario El Independiente, el edil expuso que, durante la sesión de Cabildo para tomar protesta al suplente, Alejandro Mota Trasviña, éste no se presentó y determinaron nombrar a Pilar Eduardo Carballo Ruíz, noveno regidor, como alcalde.


“El primer regidor asume cuando son faltas temporales, menos de 30 días. Entonces este procedimiento no fue por prelación. Manifesté mi declinación a presidir, pero no tenía preponderancia y decidimos someterlo a consideración de los regidores”, declaró Castro Ríos.


Explicó que en el artículo 71 de la Ley Orgánica Municipal, es la que avala esta postura; expuso que, de acuerdo al procedimiento, los regidores pusieron a consideración la ya conocida propuesta de suplente y fue aprobada.


“Los compañeros propusieron a Pilalo. Nosotros no tuvimos ninguna otra propuesta como regidores de Morena, porque decliné cualquier aspiración y mis compañeros pidieron licencia a partir del 30 de agosto”, señaló además el regidor.


Expuso que José María Avilés Castro, se prepara para su ingreso al Congreso de BCS como diputado del IV distrito; mientras que, Marcela Amador Morga, forma parte del equipo de transición del Gobierno estatal de Víctor Castro Cosío.


“Me imagino que los compañeros de oposición hicieron su propuesta de unidad, porque nadie más levantó la mano, como pudimos verlo en la sala de cabildo. No estuvimos interesados en hacer otra propuesta, ni vi que hubiera otra en la mesa. Pudo haber sido el 2, el 1, el 13 [regidor]”, agregó.


Recalcó que el ahora expresidente municipal, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, dejó una situación de ingobernabilidad y dejó incumplidos diversos acuerdos, además de “estirar su renuncia lo más que pudo” (hasta el 28 de agosto, 2 días antes de asumir como diputado federal).


“No tuvimos presidente municipal desde ayer en la madrugada, hasta hoy a la 1 de la tarde ¿Qué está pasando en el ayuntamiento? Estamos en esta situación por irresponsabilidad del presidente municipal, de no asumir su cargo hasta el final”, señaló el regidor.


“No pidió licencia con mayor tiempo, la estiró hasta lo último y […] no cumplió con sus responsabilidades. Tuvimos nosotros como regidores buscar una solución y acuerdos que no cumplió”, agregó.


Entre los acuerdos incumplidos fue la reasignación de 12 millones de pesos para el pago de sueldos y salarios; estos provendrían de fondos federales por 38 millones de pesos que el alcalde reasignó de manera “unilateral” a pesar de que estaban etiquetados por el Cabildo desde abril.


Se realizaron diversas obras públicas no contempladas y se cancelaron las que se aprobó por el Cabildo en sesión, por mayoría de votos; se pretendía “rescatar” el recurso que faltaba de pagarse a las constructoras para pagar a los trabajadores y garantizar el funcionamiento del municipio.


“El presidente Rubén se había comprometido a un punto de acuerdo el cual no presentó en la pasada sesión y eso ocasionó mi desacuerdo, lo manifesté en la pasada sesión de Cabildo por lo que en esta sesión volví a manifestar mi desacuerdo”, agregó.


Dijo que la Contraloría Municipal deberá iniciar un procedimiento, para que la próxima administración tenga el expediente “abierto” por los actos de Muñoz Álvarez; dijo “irónico” que los regidores de Morena hayan tenido que enfrentarse al propio alcalde morenista, dadas las circunstancias.


“Sin embargo, todo el mundo conoce la historia. Toda la ciudad conoce la narrativa que hemos vivido y que reasignó por su propia voluntad 38 millones de pesos que debió reasignar todo el Ayuntamiento si se iban a cancelar las obras acordadas el 15 de abril”, narró.


Hizo énfasis en que Rubén Muñoz “se quedó” hasta el último momento para “pagar a sus proveedores” y terminar de hacer “sus negocios”; lo que ocasionó, además, una crisis financiera para el pago de servicios básicos.


“Cumplió lo que pudo, sus compromisos personales y arréglense como puedan con la siguiente administración. Habremos de apoyar al compañero electo como presidente municipal, vigilantes que todo se lleve a cabo con mesura y una transición tersa”, dijo.


"Que se puedan cumplir los compromisos de pago, hay vigilantes ciudadanos preocupados  de que se expidan licencias de alcohol, de uso de suelo. Estaremos vigilantes para denunciar cualquier exceso", finalizó.