Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 27 de julio de 2021

SAPA atenderá reportes de escasez de agua… “Con recibo al corriente”

·      Señalan ciudadanos que “solo por esta vez” aceptaron darles agua, tras bajas presiones y la falta de servicio.

SAPA atenderá reportes de escasez de agua… “Con recibo al corriente”

La Paz, Baja California Sur. Solamente “con recibo al corriente” se atenderán reportes de falta de agua y presión en el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS), señalaron vecinos de La Paz, Baja California Sur (BCS).


De acuerdo al grupo de WhatsApp “Red Ciudadana”, la medida es avalada por el director general, Juan Carlos Graciano y el presidente municipal, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez (próximamente diputado federal), para afrontar la crisis hídrica de la capital.


A pesar de la pandemia de COVID-19, no habrá más “ayuda”, a pesar que muchos vecinos de colonias sin servicio regular tienen deudas superiores a 30 mil pesos y  dicen no poder pagar esos acumulados; “somos de escasos recursos, tomen en cuenta la situación”, pidió una ciudadana de El Cardoncito.


Tampoco en la Colina de la Cruz hay presión, “frente a los estadios” de la Villa Deportiva, en las calles Guadalupe Victoria y Licenciado Primo Verdad; “no’más no nos dan agua, otro día más, está dura la situación”, agregó el denunciante.


“Igual te comento por esta ocasión se les va a apoyar a todos, pero en la siguiente, va a ser un requisito que tengan sus recibos de agua al corriente. Porque hay muchas personas que tienen adeudo y pues también se les deja el agua ¿no?”, señaló el funcionario operativo.


“Entonces hay que hablar con la gente, que por esta ocasión se le va a dar, pero la siguiente que requiera el apoyo, se le va a pedir el recibo que esté al corriente ¿De acuerdo?”, agrega en un clip de voz enviado al ciudadano.


De acuerdo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el derecho humano al agua es indispensable para vivir dignamente y es condición previa para la realización de otros derechos humanos. Es por eso que el agua debe tratarse fundamentalmente como un bien social y cultural, y no sólo como un bien económico.