Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 5 de diciembre de 2020

Acusado de nepotismo, responde “Chema” Avilés: “no tengo facultades de contratar”

El regidor dijo haber sido presionado por Carlos Ramos Murillo, desarrollador de “Misión Punta Norte”, para aprobar un cambio de uso de suelo

Acusado de nepotismo, responde “Chema” Avilés: “no tengo facultades de contratar”


La Paz, Baja California Sur. Luego de publicaciones que acusan al regidor José María Avilés Castro, del XVI Ayuntamiento de La Paz, de incurrir en “nepotismo” por presuntamente “guardar silencio” ante la contratación de 2 de sus hijos en el gobierno municipal y federal, éste respondió.


Algunos medios de comunicación señalaron que sus hijos, José Eduardo Avilés Quintero y Edna Thalía Avilés Quintero, fueron “contratados indebidamente” por presuntamente la influencia que ejerce como regidor y presunto operador político de Víctor Castro Cosío, excoordinador federal.


“Yo no tengo facultades para contratar. Los regidores no tenemos carácter ejecutivo, sólo el presidente municipal, quien también preside la administración, por lo tanto, él es el único que puede dar indicaciones a las áreas de oficialía mayor y recursos humanos para una contratación”.


José Eduardo Avilés Quintero actualmente es auxiliar administrativo en el XVI Ayuntamiento de La Paz. El regidor señala que fue el propio presidente municipal, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, quien decidió “incluirlo para trabajar”.


“Rubén al inicio de la administración me dijo que mi hijo había trabajado en la campaña muy bien en el equipo de jóvenes que formaron los hijos de Rubén, y que pensaba incluirlo para trabajar en el municipio”, dijo el regidor para Diario El Independiente. “Yo le respondí que esa era una atribución de él y yo no me metería en eso, que él y solo él lo tendría que decidir. Fue testigo de esta charla Homero Davis [regidor con licencia]”, señaló además José María Avilés Castro.


Es el caso de su hija, Edna Thalía Avilés Quintero, en la coordinación de la Secretaría de Bienestar del Gobierno de México, encabezada en ese entonces por Víctor Manuel Castro Cosío, respondió que hizo su trámite “como cualquier otra persona”. Dijo que cuando inició funciones la delegación, sometió una “solicitud de empleo”, un currículum vitae y documentos probatorios de sus estudios. Expuso que es Licenciada en Gestión Empresarial, con especialidad en Recursos Humanos.


“Tengo entendido, porque mi hija hizo todo el trámite, que según las vacancias se enviaba la documentación a la Ciudad de México de las solicitudes que hubiese y allá decidían la contratación de acuerdo al perfil”, dijo el regidor. “Mi hija era la única con el perfil en recursos humanos, que era lo que se ocupaba, y así fue como entró”.


Avilés Castro responsabilizó de estas acusaciones y publicaciones en medios al desarrollador inmobiliario Carlos Ramos Murillo, responsable del complejo “Misión Punta Norte”, que se instala en las afueras de la ciudad.


“Además ese golpe […]  me lo anunciaron antier. Un empresario de Punta Norte, amigo de Rubén Muñoz. Me amenazó con eso porque un dictamen de mi Comisión [de Desarrollo Urbano y Ecología], saldrá negativo para un cambio de uso de suelo”, expuso. “No puede autorizarse para construir 4 mil 500 viviendas en un área de protección ecológica. Me ofrecía ayudarme en mis aspiraciones si les ayudaba y me negué. Me mencionó textualmente a mis hijos, donde estaban, y pues está cumpliendo su amenaza”, finalizó.