Noticias de BCS, México y el mundo.

“Elefante blanco”: 2 años sin funcionar Planta de Tratamiento de EPN

sábado 01 agosto 2020 | Por: Alan Flores Ramos | La Paz “Elefante blanco”: 2 años sin funcionar Planta de Tratamiento de EPN

Fue entregada en junio de 2018 y sigue sin generar beneficios para La Paz, se requiere inversión adicional para que funcione

La Paz, Baja California Sur.- Recientemente se cumplieron 2 años y 1 mes de que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, hizo entrega oficial de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en La Paz, Baja California Sur (BCS), sin funcionar.


En junio de 2018, el expresidente dijo que uno de los principales desafíos para el desarrollo económico BCS es la disponibilidad del agua, por lo que recalcó la importancia de su obra.


La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en La Paz fue el “compromiso 121” de su campaña a la presidencia, una inversión por 470 millones de pesos y una construcción de 2 años.


Y aunque no funcionaba, dijeron que tenía capacidad para tratar 700 litros por segundo, mediante un tratamiento biológico de lodos, activado para reutilizar el agua para su uso agrícola o industrial.


En diversas fases supuestamente eran removidos los sólidos y basura, para pasar a 2 alimentadores de 32 metros de diámetro en donde se separan los sólidos restantes.


Esto debería conducir a 2 reactores biológicos de lodos, para separar la materia orgánica y luego hacia los clarificadores para remover partículas; finalmente, luz ultravioleta para la remoción de contaminantes.


Los lodos estabilizados podrían ser utilizados en 11 mil metros cúbicos de agua tratada para uso agrícola, para negocios rentables y con liberación de volúmenes de agua potable en procesos que no requieren alta calidad.


Al ser entregada al gobierno municipal de Armando Martínez Vega, del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Peña Nieto mencionó que con ello se tendrá el 100 por ciento de la cobertura de saneamiento en la capital de BCS.


No fue hasta septiembre de 2018 cuando el alcalde Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, descartó recibir esta obra desde el inicio de su administración por “ineficiente e incompleta”.


Posteriormente anunció que tras un acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la empresa constructora Fypasa Construcciones S.A. de C.V. debía entregar la obra terminada en marzo de 2020, lo que no sucedió.


Posteriormente a ello, se podría plantear a la Conagua nuevas inversiones en materia de alcantarillado y saneamiento.


“Acordé con Conagua no aceptar la planta de tratamiento hasta que no se concluyan todos sus términos de referencia por un lado, el contrato original”, dijo el alcalde.


Dijo necesario rehabilitar 2 cárcamos ubicados en la colonia Centro y Cola de la Ballena, con la finalidad de que las aguas lleguen a la planta.


Además dijo necesario invertir en un emisor que permita que el agua tratada sea enviada a los distritos de riego en las comunidades de Chametla y El Centenario, para así realizar un “intercambio” por agua potable.


Las 3 obras complementarias tendrían un costo aproximado de 120 millones de pesos, lo que permitiría optimizar el uso del vital líquido ante la escasez que presenta el acuífero, por su sobreexplotación.


Señaló que también podría beneficiar al problema de desbordamiento de alcantarillas, ya que si bien las tuberías cuentan con más de 40 años de antigüedad, pueden dar salida suficiente al agua residual para evitar su colapso.


“Es un tema que ya se está normalizando pero que nos va a obligar a hacer una obra mayor. Se requiere un nuevo colector a la altura de la zona de la Cola de Ballena”, dijo el alcalde.


“Es el necesario para dar estabilidad técnica a la planta de tratamiento de aguas residuales y tan solo esta obra está estimada en 60 millones de pesos”, finalizó.


Pero no recibir la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales construida por la Conagua causaría el colapso del sistema de saneamiento de La Paz, informó la dirección local.


La dependencia federal emitió una serie de aclaraciones tras la postura del XVI Ayuntamiento sobre dicha obra.


Señaló que el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS) debe operarla “de inmediato".


“Al continuar sin recibir la obra, podría provocar el colapso en la estabilización del proceso de tratamiento”, advirtió la funcionaria federal.


Expuso que hasta entonces se podrán documentar de forma “clara y verídica” las “supuestas deficiencias” en su construcción y equipamiento.


Esto como parte necesaria del proceso para exigir a "Fypasa Construcciones SA de CV" el cumplimiento del funcionamiento de los equipos o reparación de las estructuras.


“Toda vez que se tienen establecidos los procedimientos y los elementos legales hacer válidas las garantías de vicios ocultos respectivas”, expuso.


Citó los antecedentes de la obra como un "cúmulo de deficiencias" de saneamiento en la capital de BCS, tales como capacidad insuficiente en sus colectores, fallas constantes en la estación de bombeo de aguas crudas y una planta de tratamiento obsoleta.


“Cuya calidad del agua tratada no cumplía con los límites máximos permisibles establecidos en la normatividad vigente”, apuntó.


Recalcó que en el año 2014, el gobernador de BCS, Marcos Covarrubias Villaseñor, solicitó a la Conagua recursos presupuestales para mejorar el saneamiento.


Conagua señala que el costo se estimó en 530 millones de pesos, cuyo 50 por ciento debía ser pagado por la entidad federativa.


Expuso que una vez que fue admitida la asignación de recursos, la Comisión Estatal del Agua (CEA) notificó la “insolvencia económica” para cubrir este monto.


“Lo que puso en entredicho la realización de las obras. Debido a la insolvencia, la Conagua tuvo que replantear el alcance del proyecto, cancelando la construcción de colectores”, aclaró.


Señaló que se asignaron 382 millones de pesos para su construcción con aportación 100 por ciento federal, lo que obligó a ejecutar la obra durante el periodo 2016 – 2018.


Advirtió que en 2017, Conagua asignó 103 millones de pesos “adicionales”, con lo que se realizaron obras de pre-tratamiento, estación de bombeo y línea de conducción de aguas residuales.


Aseguró que desde noviembre de 2018, el tren de agua se encuentra en operación produciendo agua tratada con la calidad ofertada en el contrato.


“Cumple con los parámetros de salida establecidos en la norma oficial mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996”, señaló.


Dicha planta consta de un proceso biológico de lodos activados con capacidad de 700 litros por segundo y tratamiento de lodos en su modalidad “anaerobia”, es decir, mediante fermentación.


Expuso que el biogás producido permitirá generar energía eléctrica si el Ayuntamiento decide “complementar la inversión” una vez que reciba la obra, lo que reducirá costos de operación.


Recalcó que el para la disposición de los lodos deshidratados, el Ayuntamiento de La Paz “autorizó” el uso de cinco antiguas lagunas de estabilización aledañas a la nueva planta.


“No fue necesario ya que solamente se demandó la adaptación de una celda de 85 por 53 metros, lo cual quedó sustentado con argumentos técnicos en el quinto convenio modificatorio del contrato de obra”, advirtió.


Reconoció que personal técnico de la Conagua, constató que la empresa no puso en marcha el sistema de control de olores, de bombeo ni de tratamiento de lodos.


“Se le solicitó concluir de inmediato las actividades de puesta en marcha y operación satisfactoria de dicha infraestructura, independientemente de las sanciones a que haya lugar”, señaló.


Por su parte, el presidente municipal, Rubén Muñoz Álvarez, ha señalado que la administración de Enrique Peña Nieto no vigiló el debido cumplimiento de este compromiso presidencial.


En conferencias de prensa, contravino la información que brindó Conagua y detalló diversas deficiencias que impiden su operación, ya que el agua que entrega “no cumple con las normas oficiales”.


Dijo que no recibirá la obra y pidió que esta inversión sea revisada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), así como las instancias administrativas que correspondan.


Reiteró necesario que Conagua exija a la empresa "Fypasa Construcciones SA de CV" el estricto cumplimiento del contrato, con el fin de beneficiar a los sudcalifornianos con esta obra.