Noticias de BCS, México y el mundo.

Cooperamos en el monitoreo de la tortuga, y ahora nos difaman: pescador

jueves 02 julio 2020 | Por: Rodrigo Rebolledo Ramirez | La Paz Cooperamos en el monitoreo de la tortuga, y ahora nos difaman: pescador

“Los ‘ecologistas’ como decimos los pescadores, cuentan todas las tortugas varadas como si fueran muertas por la pesca ribereña y no es verdad”, expresó un pescador de Las Barrancas


La Paz, Baja California Sur.-  Mientras las asociaciones ambientalistas regresaron al tema de la mortandad de la tortuga en el “Golfo de Ulloa”, los pescadores ribereños de la zona están sorprendidos de que se regrese a un tema donde sus propias flotas pesqueras fueron las encargadas de ofrecer los datos que permiten dar cuenta del fenómeno de mortandad de caguama en las costas del pacífico sudcaliforniano. 


“Los ‘ecologistas’ como decimos los pescadores, cuentan todas las tortugas varadas como si fueran muertas por la pesca ribereña y no es verdad”, expresó un pescador de Las Barrancas entrevistado para este matutino. 


Diario El Independiente estableció contacto con Tomás Camacho, pescador ribereño, recordó a los lectores de este diario que fue el propio esfuerzo de los pescadores es el que permitió a las autoridades y los investigadores contar con los datos para determinar las causas detrás de este fenómeno desde 2013. 


De nuevo, las asociaciones ambientalistas, por medio de solicitudes de información, buscan datos muestran información donde sugieren que la responsabilidad este fenómeno recae en la pesca artesanal y ribereña sudcaliforniana. 


En su defensa el pescador, hizo llegar a la redacción de Diario El Independiente reportes mensuales realizados por el grupo independiente de investigación del fenómeno de mortandad de tortuga amarilla (Caretta caretta). 


En ellos, queda patente el esfuerzo de colaboración de los pesadores ribereños de la zona de “Golfo de Ulloa” comprendida entre San Juanico y López Mateos durante el protocolo de investigación y posterior monitoreo de las poblaciones. 


“Observadores a bordo de las embarcaciones de pesca ribereña, profesionistas externos salían a diario a hacer los monitoreos” recordó, hasta el año de pasado, cuando el programa fue detenido por Conapesca al parecer por falta de recursos. 


“Los pescadores somos olvidados a veces por nuestro gobierno, atacados por los ecologistas, culpabilizados por campañas difamatorias que triunfan en las ciudades donde no conocen el agua salada. Pero resistimos, seguimos ahí, poniendo un verdillo o una langosta en su mesa, extraído con ética, respetando la normativa” expresó. 


Esto en respuesta a las acusaciones de grupos ambientalistas que, tanto en este Diario como a nivel nacional, donde plantean que es el esfuerzo pesquero mexicano el que se encuentra detrás de la mortandad de caguamas. 


Tomás Camacho tiene nueve años dedicado a la pesca ribereña y es ingeniero en pesquerías por la UABCS. Es socio de la sociedad cooperativa de producción pesquera Puerto Chale, en San Juanico y Las Barrancas, es que así siempre nos ponen