Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 17 de septiembre de 2021

17% de la población estatal fuma tabaco, un riesgo ante COVID-19

Antes de la pandemia, la adicción al tabaco provocaba 263 muertes al año en BCS

17% de la población estatal fuma tabaco, un riesgo ante COVID-19

La Paz, Baja California Sur.- El consumo de tabaco en la entidad provocaba, antes de la epidemia de COVID-19 casi una muerte prevenible al año en Baja California Sur, de acuerdo con la Comisión Nacional Contra las Adicciones las condiciones de supervivencias de las personas que usan tabaco fumado o inhalado electrónicamente puede disminuir dramáticamente en el nuevo escenario mundial. 


De acuerdo con la estadística de la CONADIC, existen 91 mil fumadores en el estado, lo cual representa una prevalencia del 17% en la población sudcaliforniana. 


En cuanto a la prevención, la información de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, informó que los encuestados en nuestro estado fueron los que menos reportaron haber dejado de fumar por una campaña de promoción gráfica que indique sobre los efectos del tabaco. 


De acuerdo con la información de la CONADIC el tabaquismo es perjudicial para la mayoría de los sistemas del cuerpo humano, principalmente los sistemas respiratorio y cardiovascular y como se ha podido observar el COVID-19 también afecta a ambos sistemas. 


Los datos del brote epidémico en China muestran que las personas que tenían antecedentes de enfermedades cardiovasculares y respiratorias (muchas de ellas causadas por el consumo de tabaco), tuvieron un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves de COVID-19. 


La evidencia muestra que la tasa de mortalidad para pacientes con este virus es mucho más alta entre aquellos con enfermedad cardiovascular, diabetes, hipertensión, enfermedad respiratoria crónica o cáncer comparado con aquellos sin condiciones médicas crónicas preexistentes. 


“Principalmente por salud, y segundo porque la cuarentena me permitía menos distracciones, o tentaciones” dijo Cindy Espinoza una prestadora de servicios turísticos que dejó de fumar durante la cuarentena. 


Entrevistada por este diario dijo que llegó a fumar una cajetilla de cigarros por semana. Luego de determinar dejar de hacerlo dice sentir más energía en sus actividades cotidianas. “La tentación sigue ahí” admitió, pero agregó que esa es la razón por la que “es importante no olvidar por qué lo haces”. 


Belén Sáenz de Miera, académica de la Universidad Autónoma de Baja California Sur e Investigadora de Salud Justa Mx, señaló en una entrevista con los medios de comunicación la necesidad de que en el país se implementen políticas públicas que reduzcan el consumo del tabaco. 


“El ajuste del impuesto especial al tabaco vigente desde enero fue, sin duda, un avance sustancial, pero las autoridades deben considerar incrementarlo. En el corto plazo eso generaría recursos que en este momento son muy necesarios, pero aún más importante, evitaría cuantiosas muertes prematuras al desincentivar el consumo y promover la cesación. Estamos hablando de un impuesto que salva vidas”, expresó.