Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 9 de diciembre de 2021

Contaminación del aire por termoeléctricas mantiene a BCS en situación de vulnerabilidad ante COVID-19

Organizaciones aseguran que la contaminación tiene consecuencias que se agravan por la contingencia, pues la calidad del aire no es el idóneo

Contaminación del aire por termoeléctricas mantiene a BCS en situación de vulnerabilidad ante COVID-19

La Paz, Baja California Sur.- Organizaciones de la sociedad civil pidieron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no utilizar combustóleo para cubrir demanda energética en Baja California Sur (BCS), por las graves consecuencias para la salud de las personas, agravadas por la emergencia sanitaria del COVID-19. 


El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), Observatorio Ciudadano "Como Vamos La Paz" y el Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental, A.C. (CERCA) emitieron una comunicación donde llaman a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que detenga cualquier nuevo proyecto de generación de energía a partir de combustóleo en Baja California Sur. 

Las asociaciones dicen que dicho combustible agravará la deteriorada calidad del aire en la entidad y afectará la salud de sus habitantes. 


"Nos preocupa que, ante la reciente caída de los precios del combustóleo, el gobierno pueda tomar decisiones impulsivas respecto al suministro energético que requiere el estado” señaló Jaqueline Valenzuela, Directora de Operaciones del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental, (CERCA). 


“Utilizar este combustible fósil puede verse de momento como un "ahorro", a largo plazo los costos de esto, pueden ser muy altos en términos de contaminación del aire y afectaciones a la salud", declaró. 


Citó datos de CERCA que sobre la contaminación del aire de la ciudad de La Paz que, dijo, rebasa varios días al año los niveles permisibles de Dióxido de Nitrógeno (NO2) y Ozono (03), según el monitoreo ciudadanos que realiza la asociación. 


La actual emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 ha dejado en evidencia que uno de los factores de riesgo que agrava la condición de salud de las personas es padecer afecciones de vías respiratorias. La contaminación ambiental deteriora gravemente los sistemas respiratorios y los hace más vulnerables a adquirir enfermedades. 


Por su parte Gustavo Alanís Ortega de CEMDA dijo que, mientras en el mundo se avanza hacia la configuración de economías bajas en carbono, “Baja California Sur deben aprovechar su alto potencial de generación de energía a partir de renovables, para transitar hacia modelos más limpios y sustentables que no atenten contra la salud y calidad de vida de los habitantes de esta entidad". 


Satisfacer la demanda energética en la región debe hacerse transitando hacia energías renovables ya que, adicionalmente a los beneficios económicos, se obtendrían enormes ganancias en cuanto a la reducción de la contaminación del aire y la disminución de la morbilidad por Enfermedades Respiratorias Agudas (IRAS) y otras enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire, las cuales son, de acuerdo con la Secretaría de Salud de BCS, las principales causas de visitas médicas 

en la región, como lo indica el Programa de Gestión para Mejorar la Calidad del Aire emitido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.