Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 24 de octubre de 2021

Tensión entre México y Bolivia, resultado de una política exterior inadecuada: Mares

El diputado federal panista considera que México nunca debió otorgar asilo político a Evo Morales

Tensión entre México y Bolivia, resultado de una política exterior inadecuada: Mares

La Paz, Baja California Sur. El diputado federal por Baja California Sur (BCS) del Partido Acción Nacional (PAN), Rigoberto Mares Aguilar, criticó la conducción de la política exterior de México, al destacar que el conflicto que se suscitó con Bolivia fue incentivado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), a cargo de Marcelo Ebrard Casaubón.


“Definitivamente la política exterior de este gobierno, me parece, está dejando mucho qué desear. Porque, por un lado, bajo el pretexto del no intervencionismo en otras naciones, hemos dejado pasar atropellos como los que se dieron en Venezuela: nunca se quiso pronunciar este gobierno respecto a eso […] Incluso hemos sido sumisos muchas veces ante las políticas de Estados Unidos, del presidente Trump, bajo esta misma lógica: de que México no se inmiscuya en los problemas de otros países. Sin embargo en este caso particular, en el de Bolivia, hemos visto lo contrario y hemos visto un activismo inusitado por parte del gobierno en la política exterior de aquel país”, anotó el legislador, y sostuvo que tal comportamiento “ha llevado a esta situación tensa entre nuestros países”. 


Mares Aguilar consideró que la primera muestra de activismo por parte del gobierno de México frente a la vida política de Bolivia fue declarar ganador a Evo Morales “de unos comicios que fueron a todas luces fraudulentos”; la segunda, indicó, fue el haberlo recibido tras su deposición; y en tercer lugar, dijo, brindarle protección “a funcionarios que fueron, como ya lo han acreditado las autoridades bolivarianas (sic), artífices del fraude en aquel país”.


Aunque Evo Morales fue obligado por autoridades militares a renunciar a su cargo como presidente en funciones, el diputado federal opinó que no se configuró un golpe de estado para hacerlo dimitir. “Yo creo que más bien hubo un fraude perpetrado por Evo Morales y su gobierno”, afirmó. “Me parece que México, al darle asilo, y por la forma en que lo hizo, brindándole micrófonos y foros para que siguiera interviniendo en la vida de aquel país, pues no actuó de una forma adecuada, correcta”. 


Es así que Mares Aguilar concluyó que “la Secretaría de Relaciones Exteriores debería tener una conducción más adecuada de la política de México”. Y, en este caso, considerar que el “gobierno interino” de Bolivia está “tratando de restablecer el orden del Estado bolivariano (sic)”, por lo que “México debiera ser más sensible ante esa realidad que se está viviendo en aquel país”. No obstante, hizo un llamado “a las autoridades bolivarianas (sic)” para que “respeten lo dispuesto en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, particularmente en lo que se refiere a la inviolabilidad de las sede de la misión diplomática, de los vehículos, correspondencia y agentes diplomáticos”.


Cabe recordar que el pasado 27 de diciembre Bolivia denunció que funcionarios de la embajada de España, encapuchados y al parecer armados, intentaron traspasar un cerco de seguridad impuesto por la policía nacional a la embajada de México, donde están asilados una decena de funcionarios del antiguo gobierno de Evo Morales. Esto llevó a la expulsión de Bolivia a la embajadora de México en aquel país, María Teresa Mercado. Ante esto, el legislador panista señaló que Bolivia actuó bajo derecho.


“Al final de cuentas, los gobiernos tienen la facultad de recibir a misiones diplomáticas de otros países y, en su caso, definir su expulsión. O sea, con razón o sin razón, el gobierno de Bolivia podía hacerlo […] Mis respetos totales a la embajadora y a todo el cuerpo diplomático de México, pero me parece que las autoridades no han sido prudentes”, dijo.