Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 29 de octubre de 2020

La obesidad es una epidemia, admite SSA de BCS

El titular de la dependencia reconoció que  Baja California Sur es uno de los lugares que está en los primeros sitios en materia de obesidad; Aproximadamente 3 de cada 4 personas son obesas

La obesidad es una epidemia, admite SSA de BCS

La Paz, Baja California Sur. El titular de la Subdirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSA) en Baja California Sur (BCS), Alejo Méndez Hernández, admitió que la obesidad se ha convertido en una epidemia, luego de que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mostrara que el porcentaje de personas con obesidad en México es del 75.2 por ciento, lo que significa que 3 de cada 4 personas vive con obesidad.


“Es poco común hablar de epidemias en enfermedades crónicas, generalmente hablamos de epidemias en enfermedades transmisibles, enfermedades infecciosas. Pero, de acuerdo al comportamiento que se está dando en los números, hay un incremento constante [en los casos de obesidad] y, por lo tanto, ya entra en el concepto de epidemia”, indicó Méndez Hernández a Diario El Independiente, y reconoció que  “Baja California Sur es uno de los lugares que está en los primeros sitios” en materia de obesidad.


 “Ya sabemos que no solamente es en los adultos sino también, desafortunadamente, se está viendo en niños”, señaló, toda vez que la Ensanut detalla que el 14.6 por ciento de la población de 12 a 19 años en México padece esta condición, mientras que en BCS dicho porcentaje se eleva al 18.6 por ciento.


Méndez Hernández explicó que las personas “tenemos factores genéticos para la obesidad y para la diabetes, pero éstos se pueden compensar si procuramos llevar una alimentación adecuada, actividad física adecuada y que esto nos lleve a un control de peso”. Es por ello que emitió las siguientes recomendaciones:


1. “Ver qué patrón familiar en el consumo de alimentos se tiene”, pues “el niño no es el obeso” sino los “ambientes obesogénicos” en que se desenvuelve la familia; 2. Modificar la alimentación: “en los niños no se recomienda lo que conocemos como dieta, sino se recomienda enseñarlos a comer, que consuma alimentos para su edad: en calidad y cantidad”; y 3. Atender y procurar “un marco legal para regular el etiquetado de los productos y regular también sitios que tienen productos que conocemos como chatarra: como las cooperativas escolares”.