Noticias de BCS, México y el mundo.

Descartan agroquímicos ilegales en sembradío acusado de usar DDT

lunes 09 diciembre 2019 | Por: Ivan Gaxiola Beltran | La Paz Descartan agroquímicos ilegales en sembradío acusado de usar DDT

La Coepris corroboró que en el predio se opera con productos registrados ante la Cofepris, luego de que padres de familia denunciaran afectaciones en sus hijos


La Paz, Baja California Sur. La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) en Baja California Sur (BCS) descartó el uso de agroquímicos riesgosos o ilegales en el predio El Gringo, acusado de usar productos como dicloro difenil tricloroetano (DDT) y afectar a estudiantes de la escuela primaria Miguel Hidalgo y Costilla, ubicada en Todos Santos.


Blanca Pulido Medrano, titular de la Coepris, dio a conocer que la Dirección Municipal de Protección Civil informó haber encontrado “agroquímicos” no registrados ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), además de haber sugerido “un ingreso clandestino de agroquímicos” a Todos Santos. Esto después de que la Coepris realizara estudios, en colaboración con la Universidad de San Luis Potosí (única en México con laboratorios certificados para este tipo de análisis en México) a las niñas y niños presuntamente afectados por plaguicidas o fertilizantes, y descartara, en todos aquellos sometidos a pruebas, contaminación alguna.  


Los productos encontrados en El Gringo, y sus respectivos registros, son: Rooting, regulador de crecimiento (RSCO-194IX/2012); Ultrasol, fertilizante (RSCO-137/IX/10); Yara Liva Calcinit, fertilizante (RSCO-142/X/10); Fosfonitrato, fertilizante (RSCO-123/III/07); Sulfato de Magnesio Heptahidratado, fertilizante (RSCO-034/V/03); Barrier, fertilizante (RSCO-117/VIII/10); Dulko SC, insecticida (RSCO-INAC-101A-0531-064-20.12).


Según el informe elaborado por la Coepris, los productos se tratan de “sustrato para realizar la germinación de las semillas en charolas, en el área de vivero, antes de trasplantarse al campo”; un regulador de crecimiento que “funciona estimulando la formación y crecimiento de raíces en tejido de raíz ya existente, que tiene como objetivo generar un sistema radicular abundante, ramificado, haciendo más eficiente el uso del agua y de nutrientes”; “nutrientes vegetales o fertilizantes para el desarrollo y nutrición de las plantas”, los cuales no son considerados plaguicidas; y un insecticida acaricida, único insumo de los encontrados que es plaguicida, el cual “se encuentra dentro de una categoría toxicológica 4: ligeramente tóxico”.


Pulido Medrano señaló que este caso no está cerrado, a pesar de que se ha comprobado que no hay afectación en las niñas y niños de la escuela Miguel Hidalgo y Costilla y de que el estudio en el que se basaron las primeras suposiciones, emitido presuntamente por el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), fue desacreditado por el director general de la misma institución, Alfredo Ortega Rubio.


 “La responsabilidad que yo tengo […] es disminuir riesgos hacia la población […] Llegar y suspender predios de siembra, esa no es mi facultad, esa le corresponde al municipio en la cuestión del uso de suelo”, concluyó la titular de la Coepris, enfatizando en que, si algunos otros padres de familia desean que sus hijos sean analizados, la Secretaría de Salud (SSA) está abierta a conformar un nuevo grupo de alumnos e iniciar otro proceso de estudios.