Noticias de BCS, México y el mundo.

“Deseable” que las fracciones divididas se reúnan, “hay toda la voluntad”: Morena

miércoles 07 agosto 2019 | Por: Ivan Gaxiola Beltran | La Paz “Deseable” que las fracciones divididas se reúnan, “hay toda la voluntad”: Morena

El presidente de Morena en BCS dijo que “es posible” la reintegración de una sola fracción parlamentaria morenista, si los disidentes renuncian a la mitad de su salario

La Paz, Baja California Sur.- A pesar de las rencillas entre los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), luego de que un grupo de 4 legisladores se separaran de su fracción para formar otra con un nombre casi idéntico –Morena Juntos Haremos Historia–, el dirigente estatal del partido, Alberto Rentería Santana, aseguró a Diario El Independiente que “es deseable” que ambos grupos se reúnan para consolidar un mismo frente. Sin embargo, advirtió, la única manera de que esto ocurra es que los disidentes renuncien a sus prestaciones legislativas y se reduzcan el sueldo a la mitad, como el resto de los diputados morenistas.


“La postura oficial del partido”, indicó el dirigente de Morena, es que una reintegración “es posible”, pero deben consolidarse “condiciones mínimas” para que ocurra, dijo, siendo la principal “el que ellos renuncien a todos los privilegios, a todos los bonos”. De parte del partido, aseguró, “hay toda la voluntad”, pues tal panorama “es bueno, es deseable”, pero los miembros de la nueva fracción deben mostrar una “mínima congruencia”.


“Deseable” que las fracciones divididas se reúnan, “hay toda la voluntad”: Morena


“Si no lo hacen, no habría ningún sentido y ninguna razón por la cual sentarnos a buscar la manera de conciliar este tema […] No podemos sostener una unidad a costa de lo que sea, tiene que ser basada en nuestros principios, nuestros valores, nuestros anhelos, nuestras normas”.  


En el mes de julio, la diputada representante de la fracción de Morena en el Congreso del Estado, Milena Quiroga Romero, dio a conocer, a través de una entrevista radiofónica, que el sueldo base de todo legislador sudcaliforniano es de 88 mil pesos mensuales. 


Sin embargo, detalló Quiroga Romero, se le suman 35 mil pesos como “apoyo asistencial”, 75 pesos por “gastos legislativos” y 15 mil pesos para gasolina. Adicionalmente, existen “bonos” bimestrales y trimestrales de 100 mil pesos cada uno, así como un fondo de retiro por 65 mil pesos mensuales. Igualmente, obtienen percepciones extra si presiden la Junta de Gobierno –100 mil pesos mensuales– o forman parte de ella –2 mil pesos mensuales–, la Comisión de Cuenta y Administración –100 mil pesos mensuales–, la Mesa Directiva de la Sala de Sesiones –40 mil pesos mensuales– o si son coordinadores de alguna fracción parlamentaria –6 mil pesos adicionales mensuales–.


  • El dinero que Morena envía al PAN

Con el ánimo de desmentir que cuentan con algún “fondo secreto”, la fracción parlamentaria Morena dio a conocer que “las remuneraciones excedentes a las […] que renunciaron, se encuentra en posesión de la Secretaría de Finanzas”. Es decir, aclararon que como morenistas se descuentan dinero de su salario por “austeridad republicana”, para entregarlo a un gobierno estatal emanado del Partido Acción Nacional (PAN).


Recientemente, la misma fracción morenista denunciaba cómo intereses que presuntamente beneficiaban al gobernador Carlos Mendoza Davis, lograron doblegar a compañeros de bancada y de otros partidos para formar un bloque en contra de Morena y arrebatarles así comisiones legislativas desde donde se regula el gasto del ejecutivo. Incluso, insinuaron que dicho sometimiento había tenido origen en prebendas que recibieron sus homólogos. Ahora, para deshacerse de supuestas “calumnias”, la fracción de Morena evidencia que entrega dinero a la misma fuente que denuncian por manipular voluntades a través de la canonjía.


Quiroga Romero especificó que el monto entregado hasta el momento asciende a 7 millones 452 mil 111 pesos, correspondientes a Bonos y Fondo de Retiro, entre otras dotes legislativas, y precisó que ahora ese recurso, el cual pudieron haber entregado directamente a los ciudadanos a través de programas o sistemas de ayuda, corresponde al Gobierno del Estado, quien deberá hacer buen de él, en “beneficio de la población sudcaliforniana”.