Noticias de BCS, México y el mundo.

El peatón no es prioridad en inversión de infraestructura de movilidad en BCS

jueves 22 noviembre 2018 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz El peatón no es prioridad en inversión de infraestructura de movilidad en BCS

Aunque BCS lidera en materia de presupuesto federal destinado a la movilidad, la realidad de la media península es otra para aquellos que buscan desplazarse por las calles de sus ciudades

La Paz, Baja California Sur.- El estudio “Anatomía de la Movilidad en México” revela que Baja California Sur (BCS) es el estado al que se destina mayor gasto público per cápita en proyectos de movilidad en la República, sin embargo, activistas señalan que el presupuesto federal destinado a proyectos de movilidad no está bien aplicado ni distribuido conforme a las necesidades en la materia. 


El estudio enfatiza que BCS pertenece a la lista de los 5 estados con mayor gasto público del presupuesto federal y, desde el 2010, mantiene un financiamiento constante. 


“Destacan casos especiales como el de Baja California Sur, que aumentó su asignación tres veces más de 2014 a 2015”, expone el estudio. 


BCS es el estado con mayor gasto público per cápita en proyectos de movilidad: entre 2013 y 2017 se han destinado 2 mil 5 millones 174 mil 816 pesos para la media península, lo que se traduce en 2 mil 816 pesos por cada habitante. 


En materia de gasto público federal en proyectos de movilidad sustentable, BCS es el quinto estado con mayor presupuesto asignado per cápita, con 143 pesos por habitante. 


El estudio recalca que algunos ejemplos de consistencia en la asignación de fondos por montos fijos y no negociables son los que permiten a los estados hacer una planeación más efectiva de su gasto, en particular cuando los fondos tienen conceptos prioritarios de asignación, como fue el caso de los proyectos de movilidad no motorizada. 

El peatón no es prioridad en inversión de infraestructura de movilidad en BCS

Aunque BCS lidera en materia de presupuesto federal destinado a la movilidad, la realidad de la media península es otra para aquellos que buscan desplazarse por las calles de sus ciudades. 


La investigación establece que BCS es el quinto estado en el que menos personas se desplazan en bicicleta a la escuela y la entidad con menor uso de la bicicleta para trasladarse al trabajo. 


En el uso de transporte público, la media península es la tercera entidad en la que menos personas acceden al servicio para trasladarse a la escuela o al trabajo. 


Otro punto que contrasta con las cifras altas en materia de presupuesto federal, es el hecho de que BCS es la entidad en la que menos personas se trasladan caminando a la escuela o al trabajo. 


En contraste, BCS es el Estado en el que más personas se desplazan en vehículo particular a sus instituciones escolares o laborales. 


El atraso en materia de movilidad, que revela el estudio publicado en la página del Gobierno Federal, llega hasta Congreso de BCS. La media península es uno de los estados en donde su legislatura no contempla la jerarquía de la movilidad, ni cuenta con instrumentos jurídicos especializados como leyes en la materia. 


El gobierno de BCS también es señalado por no promover la instalación de un sistema de transporte público integrado, que permita prestar un servicio confiable, eficiente, cómodo y seguro a los habitantes.


Como la cereza del pastel, BCS aún no cuenta con una institución responsable de implementar políticas, programas o acciones en materia de movilidad.


Si la inversión federal en materia de movilidad es tan alta ¿Por qué no se ve reflejada en la infraestructura de las calles de La Paz, Los Cabos, Loreto, Comondú y Mulegé? 


El activista y especialista en la materia, Frank Aguirre Riveros, responde que para los gobiernos y municipios los peatones no son una prioridad. 


En BCS, según datos proporcionados por Frank Aguirre, el 50% de la población (sin incluir menores de edad) no tiene acceso a un automóvil. 

El peatón no es prioridad en inversión de infraestructura de movilidad en BCS

Sin embargo, la prioridad se enfoca en la movilidad para el automovilista a través de lo que Frank Aguirre llama la “política del cemento”. 


Esta línea de trabajo político por parte del gobierno estatal y federal impulsa la simulación a través de la construcción de espacios “incluyentes” en las que sólo se busca una fotografía, sin embargo, estas obras no brindan la garantía de un libre flujo de peatones en las ciudades de BCS. 


“Crea un imaginario colectivo que se está trabajando, para presumir avances en materia de movilidad cuando los cambios de fondo van más allá de la instalación de otro cemento hidráulico”, dice Frank Aguirre. 


Una inversión positiva en materia de movilidad debería apostar por construir una ciudad en la que los ciudadanos tengan la oportunidad, en diversas formas, de desplazarse por sus calles. 


El ciudadano no usa el transporte público, ni la bicicleta, ni cuenta con espacios con accesibilidad si eres una persona de la tercera edad o con discapacidad. El peatón está prácticamente olvidado en las prioridades de la infraestructura en materia de movilidad. 


“No existen las condiciones para deambular de forma segura. Hay banquetas en malas condiciones, hace falta mantenimiento. Esto desincentiva a la gente a no caminar, a no usar el transporte público, a no usar una bicicleta y por ende los orilla a buscar comprar un carro”, argumenta Frank Aguirre. 


“Si tu inviertes presupuesto en los usuarios vulnerables, obviamente vas a hacer que haya más personas a pie, que haya más gente en las calles; si hay más gente en las calles hay menos impunidad, hay más ojos que no permiten tantas violaciones a la leyes”, señala. 


“Anatomía de la Movilidad en México” establece que el 5% del presupuesto en BCS se destina a peatones, sin embargo, el activista difiere. 


“Se presenta 5% de presupuesto en peatones, cuando puedes caminar 500 metros en cualquier dirección y te vas a encontrar con que la realidad es contraria”, denuncia. 


Para el especialista en movilidad la respuesta es clara: esa inversión publicada en el estudio está reflejada únicamente en la obra de remodelación del malecón de la ciudad de La Paz.