Noticias de BCS, México y el mundo.

Con el desaire de 9 diputados, comparece el secretario de Seguridad Pública

sábado 24 noviembre 2018 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz Con el desaire de 9 diputados, comparece el secretario de Seguridad Pública

Sólo 12 de 21 diputados asistieron a la que fue la comparecencia más corta hasta el momento, un ejercicio poco redituable y poco nutritivo para el cuestionamiento y la rendición de cuentas

La Paz, Baja California Sur.- Inició el tercer día de comparecencias en el Congreso local. El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), Germán Wong López, arribó al recinto legislativo listo para ofrecer su primera rendición de cuentas a 9 meses de haber asumido el cargo. 

En tres días, los diputados del Congreso pasaron de desubicarse en la jurisdicción del servicio público a ni siquiera asistir a la comparecencia. 


Y es que el ejercicio de rendición de cuentas no ha marchado a como una ciudadanía exigente y organizada quisiera. De los 21 diputados, sólo 12 aparecieron para cumplir con su obligación y responsabilidad. 


Al parecer la rendición de cuentas y la presión para hacer contrapeso al gobierno del estado sigue siendo una tarea en la que la oposición y diputados de “izquierda” quedan a deber. 


Anita Beltrán Peralta (PRI) , Sandra Moreno Vázquez (Independiente), Héctor Manuel Ortega Pillado (Morena), Maricela Pineda (PRD), Milena Quiroga (Morena), María Rosalba Rodríguez López (Morena), Marcelo Armenta (Morena), Lorenia Lineth Montaño Ruiz (Independiente) y Homero González Medrano (Independiente) brillaron por su ausencia. 


“Falta justificada”, decía la diputada, Daniela Rubio Avilés mientras pasaba lista. ¿De verdad 9 diputados pueden tener una excusa de peso al mismo tiempo para faltar a la responsabilidad que ellos mismos pidieron tener a través del voto? 


La sociedad no fue a buscarlos por sus talentos legislativos y por sus reconocidas carreras en el activismo político y social, si hubiera sido así muchos de ellos ni siquiera conocerían de qué color son las puertas en el Congreso. 


Ellos hicieron campaña y solicitaron el voto para tener una oportunidad para legislar y asumir las responsabilidades que muchos ciudadanos, activistas y periodistas quisieran tener, como el cuestionar cara a cara, como iguales, a funcionarios de alto nivel a los que normalmente se tiene pepenear un minuto de su tiempo al mes. 


Otros tantos de los que faltaron llegaron al Congreso sin siquiera haber sido elegidos en un proceso de elección. “Dedocráticamente” fueron puestos ahí por sus partidos, como el caso de Anita Beltrán del (PRI) y Maricela Pineda (PRD). 


En fin, esto sólo es una raya más al tigre del papel blandengue que el Congreso está desempeñando en su primera intervención frente a los secretarios del gabinete estatal. 


El secretario de Seguridad Pública fue mucho más breve que quienes lo antecedieron en el Congreso. 20 minutos bastaron para que los diputados escucharan su ponencia sobre resultados. 


Capacitación y reforzamiento de los elementos y sus perfiles, colaboración con el Centro de Control y Confianza y definiciones de estrategias de depuración para lograr una policía más confiable. 


Trabajos en el programa Vivir en Paz, recuperaciones de espacios públicos. La vigilancia y monitoreo a través de las cámaras de seguridad en el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C-4). 


Sumando el fortalecimiento de la Academia de Policía y profesionalización de la carrera de los oficiales, fueron las cartas fuertes del secretario ante el Congreso. 


Germán Wong no dudó en alardear que sus elementos han detenido a casi 300 presuntos delincuentes relacionados con delitos del fuero común. 


Al igual que el procurador y el secretario General de Gobierno, los decomisos y aseguramientos de droga y armas de fuego estuvieron presentes en la exposición. 


“Hemos cumplido con 75 mandamientos vigentes en los módulos de revisión secundaria en los puertos marítimos y aéreos”, informó Wong López a los diputados. 


El fortalecimiento del sistema penal también fue mencionado por el secretario, entre más de 40 traslados de reos a otras penitenciarías del país y del Estado. 


El diputado de Morena, Esteban Ojeda, abrió las participaciones y cuestionamientos. El legislador le señaló al secretario sobre deficiencias y huecos en el tema de uso de recursos públicos en su Secretaría, todo con base en datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). 


Tras exigir al secretario que enviará las comprobaciones de las auditorías al Congreso, el legislador remató señalando que las escuelas públicas son objeto constante de robos sin que la prevención y participación de su corporación haya podido detener los ilícitos. 


El secretario reconoció que faltan elementos para poder cumplir con la labor que exige la ciudadanía, en respuesta al reclamo de Esteban Ojeda. 


La diputada de Morena, Petra Juárez, habló sobre la importancia de mover el Cereso de La Paz a otra zona. El secretario desenvainó y señaló a la legisladora que construir un nuevo penal cuesta “muchísimo” dinero y que es un tema que también compete al Legislativo. 


Tras cuestionamientos en el tema, Germán Wong hizo del conocimiento de los diputados que los policías que dirige no están equipados para detener al crimen organizado. No sólo porque falte recurso para equiparlos, sino porque simplemente el policía estatal preventivo no tiene el poder legal de portar armas del calibre con las que operan bandas criminales. 


Después de escuchar esas palabras del secretario, el diputado de Morena, Humberto Arce, no dudó en reclamar y solicitar una explicación sobre qué ha hecho la SSPE con los señalamientos de vínculos entre algunos elementos y el crimen organizado. 


La diputada del PT, Mercedes Maciel, comentó que no observa una verdadera ejecución y promoción de la reinserción social a través de los Ceresos. Asimismo, reclamó que no haya un área para mujeres en el Centro de Internamiento Especializado en Adolescentes (CIEA). 


¿Temas pendientes en seguridad pública? Podríamos iniciar con el hecho de que no sabemos qué resultados otorgan los sistemas de vídeo vigilancia, no hay transparencia de ningún tipo en el tema. 


Sabemos que “vigilan”, sabemos que son cámaras costosas, pero no sabemos qué resultados y garantías nos otorgan esos circuitos de vigilancia. No hay forma de saberlo, porque ni siquiera hay acceso al C-4 para cuestionar e informarnos a través de sus directivos. 


Las garantías de la carrera policial no existen. En cualquier momento son depurados, sin previo aviso. No confundan, no estamos en contra de la depuración policiaca. Necesitamos una policía confiable, es cierto. Pero cómo podemos confiar en un proceso de depuración que no es transparente, que no nos demuestra con pruebas que el policía despedido es realmente un elemento que carece de ética y que no merece pertenecer a la corporación. 


Para una sociedad organizada no debería bastar con que las autoridades estatales salgan a calificar como poco confiables o como criminales a policías. Se necesitan pruebas para ello, la transparencia real lo demanda. Después de todo, son liquidados con el erario público. 


Así concluyó la comparecencia más corta hasta ahora en lo que va de la jornada. Es cierto, los diputados están atendiendo las críticas y señalamientos de la prensa. Hoy se mostraron atentos sobre la responsabilidad del secretario, bueno, al menos los que cuestionaron… 


Sólo 7 hicieron uso de la oportunidad de cuestionar y presionar, 7 de los 12 que asistieron. Aunque el asunto sigue siendo superfluo, claro hablar de robos y de lo que es notorio es como lo que muchos hacíamos en la preparatoria o la universidad: medio hablar para que el maestro notara que estábamos en clase. 


Aunque claro, también se ve por lo menos la intención de hacer la tarea, sólo falta una verdadera asesoría. Los legisladores deben reconsiderar en quienes gastan los sueldos para asesores, aunque por hoy fue fácil brillar ante las ausencias de quienes siquiera fueron a decir “presente” para después “pintearse” la comparecencia.