Noticias de BCS, México y el mundo.

"Ana" y cómo superar el miedo

miércoles 28 noviembre 2018 | Por: Redacción | Cultura "Ana" y cómo superar el miedo

· Daniel Emil presentó en la FIL el texto en el cual Carlos Carrera se basó para filmar su cinta “Ana y Bruno”


Ayer a las 20:00 horas en el Salón A del área internacional de la FIL, el autor y guionista, Daniel Emil, presentó por primera vez el libro “Ana”, historia en la que se basó la película animada “Ana y Bruno”, del director Carlos Carrera, recién estrenada en cines. En entrevista, cuenta el escritor que fue hasta este momento que quiso presentar el libro porque no quería hacer spoilers del filme.

 

“Esta es la primera edición del libro. Aunque la escribí hace años, se decidió no publicar el libro hasta después de que se estrenara la película de ‘Ana y Bruno’ para que no hubiera spoilers. Las ilustraciones son del artista Héctor Falcón, quien nunca tuvo acceso a la película antes de empezar a dibujar”, comparte.

 

Dice que la idea de Falcón fue generar una serie de dibujos mucho más a la manera de la estructura, línea, monocromo, alejado de la idea del uso de los ordenadores. “Fernando Gaitán armó maquetas en papel a partir de dibujos que Héctor hizo a mano, luego fueron fotografiadas por Omar Torres. Falcón quería que los dibujos tuvieran una sensación totalmente análoga, con cierta estructura tridimensional, pero que recordara más al grabado”.

 

Daniel, desarrolló el guion para la cinta que aborda el tema de la salud mental: “Yo escribí el guion de la película, así que estuve muy involucrado en toda la etapa de desarrollo y producción. El proceso de adaptarla a cine resultó mucho más fácil que el proceso de financiarla, ya que se subestima bastante la capacidad emocional de los niños. Como que se ha olvidado la función de los cuentos de hadas clásicos, que ayudaban a los niños a entender los aspectos más duros de la vida, como la pérdida”.

 

Sobre la opinión que tuvo al ver el resultado final de la película “Ana y Bruno”, resalta: “Es una cinta muy conmovedora, muy emocionante. La calidad de la animación es de altísimo nivel. Estoy muy contento con el resultado”. Sobre qué tan distinta es la “Ana” de la animación con la “Ana” del libro, recalca, “la ‘Ana’ del libro tiene un final mucho más abierto… o cerrado, dependerá de cada lector”. Ahora también se plantea explorar más, en un futuro libro, las historias individuales de los seres imaginarios del hospital con los que interactúa “Ana” en la historia.

 

De hecho, “Ana” fue la primera historia en forma que escribió y a la par de largo proceso de producción de “Ana y Bruno” desarrolló un par de novelas más, “pero decidí no intentar publicarlas hasta que se estrenara la película y se publicara la novela. Actualmente estoy escribiendo los guiones basados en esas nuevas historias”.

 

La creación de la historia

A partir de una experiencia personal cuando niño, fue que Daniel comenzó a plantearse una historia que desembocaría en la de “Ana”. “Cuando tenía nueve años mi casa se incendió y casi quedo atrapado en mi recámara. Vi que empezó a entrar humo por debajo de mi puerta y cuando la abrí las llamas empezaban a expandirse por la sala y por un momento me paralizó el miedo al fuego. Esa fue la semilla. Sabía que en algún momento usaría esa experiencia como inspiración para una historia”.

 

Subraya que la historia nunca lo dejó, ni la foto de la casa quemada que conserva, “a veces me pregunto si nunca logré salir de esa casa y si toda mi vida ha sido imaginada”. En las historias para niños o adolescentes, comúnmente no se tocan temas como la depresión, o los problemas mentales, pero el escritor quiso desarrollar estos temas, que sí considera deben tomarse en cuenta desde una edad temprana.

 

“En ‘Ana’ quise explorar uno de los miedos más profundos, tanto en niños como en papás, como lo es el miedo relacionado con la pérdida, así como el papel de la imaginación para reencontrarse y relacionarse con lo perdido, con lo arrancado, para reconstruirse uno mismo y sentirse ‘entero’ de nuevo”, finaliza.