Noticias de BCS, México y el mundo.

Acusa periodista de Mulegé al alcalde Felipe Prado por amenazas de muerte

jueves 15 noviembre 2018 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz Acusa periodista de Mulegé al alcalde Felipe Prado por amenazas de muerte

Durante la administración del presidente municipal emanado del PANAL, el director Radiokashana afirma ser víctima de amenazas de muerte y agresiones en su contra

La Paz, Baja California Sur.- El periodista, Rafael Murúa Manríquez, hizo un llamado a las autoridades para el libre ejercicio de la libertad de expresión ante agresiones que ha sufrido en los primeros 50 días de administración del presidente municipal de Mulegé, Felipe Prado Bautista. 


El Director General de Radiokashana FM contextualizó el marco de agresiones y la violencia que sufren quienes buscan ejercer el periodismo en el municipio de Mulegé. 


“En cincuenta y dos días de gobierno de Felipe Prado he vivido más agresiones y abuso de autoridad que en los seis años anteriores, desde que ejerzo el periodismo en mi ciudad natal, Santa Rosalía”, expone Rafael Murúa. 


“Lo que quiero es reiterar el compromiso que tengo con mi comunidad y su bienestar, por lo que constituimos Ondas en la Playa A.C. (OP) y creamos una radio local en Frecuencia Modulada y un sitio web de noticias con dominio propio, ambos medios de comunicación, los primeros en su tipo en la historia de nuestra comunidad. La radio sigue siendo la única de Santa Rosalía”, recapituló. 


El periodista recalca que no busca acusar a alguien directamente por las agresiones en su contra, sino exponer las amenazas de muerte que ha sufrido al ejercer el periodismo en Santa Rosalía, además de intentos de censura y calumnias. 


El 29 de octubre, el periodista publicó en su cuenta de Facebook: “La Seguridad Pública no le importa a Felipe Prado. Prefiere que los funcionarios le preparen su fiesta de cumpleaños que cumplir con acuerdos entre Gobierno del Estado y Municipio son convenios con otro Ayuntamiento, no con este" contestó. El Presidente sigue en campaña, poniendo en riesgo equipo de cientos de miles de pesos que usa la Policía Estatal y Municipal, así como Protección Civil.” 


Tras realizar esa publicación, Rafael Murúa recibió amenazas de muerte esa misma noche. Rastreando la información, el periodista se percató que la advertencia venía de la casa de uno de los funcionarios de la administración de Felipe Prado. 


“Dos días después una muchedumbre de adultos golpeó estruendosamente y en repetidas ocasiones las rejas de la cochera de mi hogar, enseguida al otro extremo de la casa una bala quebró una de las ventanas del segundo piso”, narró Rafael Murúa. 


“Cuatro días más pasaron, incluyendo el de Muertos. El lunes 5 de mayo una comandante de policía municipal llegó a nuestro estudio de grabación y redacción diciéndome que me estaba buscando para llevarme detenido, al igual que el vehículo que usaba en ese momento, en garantía hasta que pagara los daños de un auto cuyo dueño no lo pidió, mucho menos interpuso una demanda, además supuestamente lo había chocado dos días antes, y la comandante no tenía testigos. A todas luces se trataba de una privación de la libertad extrajudicial. No lo permití”, contó. 


El periodista termina su intervención recalcando la importancia de salvaguardar la labor periodística, en un contexto que indica que Mulegé es “tierra de nadie” para ejercer la investigación sin que a las autoridades estatales, municipales y federales tomen cartas en el asunto. 


“Con 10 años de experiencia como periodista, ejerciendo en el segundo país más peligroso del mundo para hacerlo, y como Director General de una Radio Comunitaria, cuento con medidas y protocolos de seguridad. Lo que llama mi atención es la antelación de las agresiones a mi trabajo. Desde el pasado proceso electoral no he escrito”.


“Quien quiera que sea que ha usado su poder para dirigir estas agresiones, públicamente le tengo que decir que no entiendo indirectas, no publicamos mentiras o verdades a medias, y que el conflicto armado no declarado que azota el país y aumentó gravemente la violencia en nuestra entidad y localidad, es un tema que no investigamos, preferimos mantener los micrófonos abiertos a la expresión ciudadana, manteniendo al margen de nuestra radio la política partidista, y denunciando el más mínimo abuso de autoridad. Nuestra conciencia no tiene precio”, finalizó.