Noticias de BCS, México y el mundo.

Niegan de nuevo autorización a minera submarina en Golfo de Ulloa

viernes 19 octubre 2018 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz Niegan de nuevo autorización a minera submarina en Golfo de Ulloa

La Semarnat ratificó la negativa para autorización de impacto ambiental del proyecto Don Diego, en el Golfo de Ulloa

La Paz, Baja California Sur.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) resolvió negar de nuevo la autorización del impacto ambiental del proyecto “Dragado de arenas fosfáticas negras en el yacimiento Don Diego”, ubicado en el Golfo de Ulloa, Baja California Sur (BCS).

En abril del 2016, la Semarnat había rechazado el proyecto promovido por Exploraciones Oceánicas S. de R.L. de C.V., por lo que la empresa promovió ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) un Juicio de Nulidad.

Ante la petición de la empresa, el Tribunal concedió el Juicio de Nulidad y declaró nula la resolución de la Semarnat y ordenó que se emitiera un nuevo dictamen. 

El 12 de octubre de 2018, la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat cumplió la sentencia del TFJA. A través del oficio SGPA/DGIRA/DG/07852 ratificó la negativa en materia de impacto ambiental al proyecto “Dragado de arenas fosfáticas negras en el yacimiento Don Diego”.

La Semarnat expone que para el procedimiento de evaluación de impacto ambiental participaron instituciones como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Investigadores y científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar), Instituto de Ecología de la UNAM, Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, la UABC, la UABCS contribuyeron también en el estudio.

“El proyecto Dragado de arenas fosfáticas negras en el yacimiento Don Diego pretendía extraer fosforita en las aguas nacionales ubicadas en el Golfo de Ulloa, durante las 24 horas de los 365 días del año, durante 50 años”

Esta actividad podría haber generado graves impactos ambientales negativos, sinérgicos y acumulativos sobre la fauna y el hábitat de especies que se encuentran en peligro de extinción. 

“Entre las especies que serían seriamente afectadas por el proyecto se encuentran especies de ballenas (ballena gris, ballena jorobada y cachalote), 3 especies de delfines (delfín tornillo, delfín listado, delfín de riso), la orca, el lobo marino de California, 9 especies de aves y 4 especies de tortugas marinas, entre ellas la tortuga amarilla (Caretta caretta) que tiene su desove, nacimiento y su etapa juvenil en las costas de Japón, viajando posteriormente miles de kilómetros para vivir su vida adulta en el Golfo de Ulloa, México”, informó la Semarnat.

Ante la resolución de la Semarnat, el vocero del Frente Ciudadano en Defensa de Agua y la Vida (Freciudav), Felipe Morales Ramírez, aseguró que tanto la ciudadanía como las asociaciones civiles que han luchado contra el proyecto celebran la decisión de la Semarnat.

“Es un avance de la lucha que se ha estado dando para ese tipo de proyectos de mega minería. Es un trabajo que se ha estado haciendo en diferentes niveles, en esta ocasión le tocó al gobierno federal resolver este dictamen”, dijo Felipe Morales.

“El tema de minería submarina obedece al interés de organizaciones y otras dependencias que han tenido en el radar al proyecto y a la empresa que promueve el proyecto. Celebramos y estamos contentos de que haya sido una determinación a favor de la vida del Golfo de Ulloa  y de los pobladores”, expresó.

A pesar del dictamen de la Semarnat, el vocero del Freciudav hizo hincapié en que las asociaciones deben estar atentas debido a que no es la primera vez que el proyecto Don Diego recibe una resolución negativa.

Seguirán insistiendo, como ha sucedido en la Sierra de la Laguna. No se tiene en el Estado un blindaje legal que impida ese tipo de proyectos; se amparan en la Ley Minera e insisten”, recalcó Felipe Morales.

Ahora la lucha de la sociedad civil debe continuar desde el poder legislativo de los 3 niveles de gobierno, insistió el vocero.