Noticias de BCS, México y el mundo.

Ex subdirector de Catastro agrede a periodista en Guerrero Negro

lunes 08 octubre 2018 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz Ex subdirector de Catastro agrede a periodista en Guerrero Negro

Daniel Herrera nuevamente fue víctima de agresiones por parte de funcionarios en Guerrero Negro

La Paz, Baja California Sur.- Las agresiones en contra de periodistas en el municipio de Mulegé continúan sin que las autoridades intervengan y sancionen realmente a quienes atentan contra la libertad de expresión. 


El periodista del medio de comunicación Guerrero de Sal, Daniel Ernesto Herrera Maldonado, hizo una denuncia por agresión en contra del ex subdirector de Catastro en Guerrero Negro, Arturo Ávila López. 


El comunicador expuso que fue agredido por el exsubdirector tras una confrontación. Supuestamente, Ávila López acusó al medio Guerrero de Sal de ser un espacio sin credibilidad y lleno de intrigas. 


Daniel Herrera inició una grabación para confrontar al exfuncionario, sin embargo, Arturo Ávila atacó el equipo de trabajo del comunicador lanzándolo al suelo. 


Cabe mencionar que el medio de comunicación ha exhibido las movilizaciones en las que Arturo Ávila ha incitado a un grupo de trabajadores de la delegación a demandar a la nueva administración de Mulegé. 


No es la primera vez que el reportero es víctima de agresiones y amenazas en Mulegé. En agosto de este año, Daniel Herrera también denunció haber sido amenazado de muerte por el ahora exdelegado de Guerrero Negro, Octavio Chaparro. 


Arturo Ávila López se ha desempeñó como exsubdirector de Catastro, siendo familiar de la ahora exalcaldesa, Cecilia López Gonzáles. Además pertenece a un grupo político del Partido Acción Nacional (PAN), que incluye a Octavio Chaparro. 


Daniel Herrera denunció a Arturo Ávila fue denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), con el número de averiguación previa GN/434/2018 por el delito de daños. 


Según explicó el comunicador, Arturo Ávila fue remitido ante las autoridades de Guerrero Negro, donde pagó una fianza para obtener su libertad.