Noticias de BCS, México y el mundo.

“No contaminamos”; La Testera exhibe procedimiento de remediación en San Antonio

lunes 17 septiembre 2018 | Por: Alinne Mekler Aguilera | La Paz “No contaminamos”; La Testera exhibe procedimiento de remediación en San Antonio

La empresa señaló que debido a las intervenciones de Profepa, solo han podido remediar 12 mil toneladas de tierra contaminada del millón de toneladas que dejaron las antiguas minas

La Paz, Baja California Sur.- Tras meses de señalamientos entre activistas contra minerías tóxicas, y pobladores aledaños de San Antonio y El Triunfo por la supuesta contaminación de dichas localidades, este domingo la empresa MEXXIM quien representa a La Testera, exhibió en rueda de prensa todo el procedimiento que realiza para llevar a cabo la remediación de la tierra altamente contaminada por minerías de antaño.


Manuel Trasviña químico y asesor externo de la empresa, señaló a través de un vídeo cómo se realiza el procedimiento con los restos de minerías antiguas, donde Diario El Independiente ya había publicado el trabajo que se realizaba con grandes tinas que ellos llaman "lavadoras", donde con ayuda de reactivos como el aceites de pino, crean una espuma en la tierra contaminada para tener, a través de un proceso de flotación, los metales dañinos que posteriormente se secan y se envían en grandes contenedores a China.


También explicó el proceso de creación de La Testera desde 1994 con TEPMIN, misma que cerró por la caída del oro, siendo que hasta 2007 se confirmaron los problemas con la contaminación de San Antonio; por lo cual Manuel Trasviña contacta a Franco Boulle, esto para rehabilitar la maquinaria y presentar los permisos ambientales en el 2009 para la remediación de todo el distrito del Triunfo y San Antonio.


De acuerdo al especialista ambiental, los terreros existen desde 1875 hasta principios del siglo pasado, donde unas 15 minas dejaron abandonado un millón de toneladas de materiales pesados y de alto contenido arsénico en la superficie, donde a causa de las intervenciones de Profepa sólo han remediado un 1.2% es decir 12 mil toneladas, donde su capacidad es para remediar 200 toneladas de tierra contaminada al día.


De esta forma Gilberto Arredondo también representante del personal de La Testera, explicó que la Profepa utilizó de excusa el hecho de haber encontrado cuatro baterías en un área de almacenaje y unos trapos mojados con aceites de maquinaria durante una revisión del sitio, algo que contrasta las últimas declaraciones del asesor ambiental o jurídico Jaime Ramírez, el cual habría indicado que la federación les había cerrado las instalaciones porque no tenían el debido proyecto de impacto ambiental, por lo cual se desconoce quién tiene la razón, puesto que el documento de cancelación de Profepa no fue exhibido por la empresa durante la rueda de prensa. 


En cuanto al permiso de impacto ambiental, Manuel Trasviña señaló que dicho proyecto fue realizado por el cuándo la empresa era TEPMIN en 1994 y luego MAXXIM en 2008, donde recalcó que la instancia está manejando sobre La Testera una "circunstancia distinta como situaciones de carácter superficial, pues en otra cosa no pueden encontrar elementos para perjudicar directamente a la empresa de remediación, sugiriendo que posiblemente la presión social que actualmente vive la sociedad sudcaliforniana contra mineras  tóxicas, empuje a la federación a dar respuestas.


En cuanto a las declaraciones de vecinos y rancherías aledañas a la zona de La Testera, donde aseguran que el ganado ha muerto debido al agua contaminada que emana de esta empresa como señaló en su momento Matilde Trasviña quien no comprobó lo dicho, Golberto Arredondo indicó que estas manifestaciones no han mostrado un sustento legal como un dictamen científico, agregando que MAXXIM sí tiene estudios que comprueban que el suelo y el agua no está generando tóxicos, los cuales tampoco fueron presentados ante medios.


Como parte de la información relevante, explicaron que se tenían a 50 personas trabajando en la empresa, donde también se beneficiaban más de 70 ejidatarios y 500 familias, reiterando que no hacen trabajos mineros o de extracción, mientras recalcaron que el agua se recicla en un 70%, misma que no corre fuera de la presa de jales, y donde la Conagua ya comprobó y puede dar un comprobante de esto, documento que tampoco se exhibió en la reunión.


Finalmente se añadió que la empresa no ha trabajado y a pesar de ello el agua de los mantos sigue siendo contaminada, lo cual recalca que no es propiamente la empresa sino los terreros contaminados que se filtran con las lluvias y afectan a la zona, algo que Juan Ángel Trasviña del Frente por el Agua y la Vida habría indicado, en el sentido de que esta contaminación se tiene registrada desde principios del siglo pasado.