Noticias de BCS, México y el mundo.

Colegio de Bachilleres, proyecto educativo en abandono

miércoles 26 septiembre 2018 | Por: Redacción | Nacional Colegio de Bachilleres, proyecto educativo en abandono

Deficiente internet, baños en condiciones insalubres y mal o nulo equipamiento son señalamientos de la ASF sobre los 42 planteles que integran el proyecto Colegio de Bachilleres, pese a ejercer un presupuesto superior a 2 mil mdp en 2017

MÉXICO

A 45 años de su creación, el Colegio de Bachilleres (Colbach) se encuentra completo abandono por parte de las autoridades educativas, así lo reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en la Auditoría de Desempeño 163-DS de junio del presente año.

El informe indica que los 42 planteles de este sistema no se encuentran en condiciones de infraestructura e higiene para prestar el servicio que tiene encomendado.

Un sistema moderno e integral que permita a la juventud alcanzar las metas de superación profesional que el país necesita”, se argumentó en el decreto de creación del 26 de septiembre de 1973, durante la administración del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez.

No tenemos internet, se supone que hay una red instalada, pero es muy mala, muy lenta. ¿De los baños? Mejor no hablamos, son un asco, a veces no hay agua, nunca hay papel, por muy limpios que seamos nosotros, no se puede hacer nada”, comentó Sergio, estudiante del Colbach Plantel 20, Del Valle.

Ubicado en la calle de Matías Romero, este plantel es de los más solicitados por egresados de secundaria, quienes, al hacer su examen para ingresar al bachillerato, lo colocan en su tercera opción tras la UNAM o el Poli.

Mi idea era entrar a la Vocacional, quiero estudiar ingeniería en sistemas, pero me tocó acá, fue mi tercera opción. El año que entra voy a volver a internar entrar al Poli”, comentó Maricarmen, estudiante de recién ingreso.

La ASF estableció en su Auditoria de Desempeño que la Secretaría de Educación Pública (SEP) no acreditó la suficiencia de las instalaciones como aulas, talleres, laboratorios, bibliotecas y el equipamiento en los 42 plantes para el servicio de bachillerato.

En 2017, la SEP y el Colbach ejercieron 2 mil 346 millones 70 mil 100 pesos del Programa Presupuestario “Servicios de Educación Media Superior” para sueldos y salarios, y gastos administrativos inherentes a su operación.


Con los años, y de broma, a este sistema de le ha llamado el “vas si quieres”, entre los jóvenes que acuden a sus planteles.

ABANDONO DE TODO UN SISTEMA


Las condiciones en las que se encuentra el Colbach, a 45 años de su creación, son la muestra del estado que afecta a toda la educación obligatoria en el país, explicó la académica e investigadora, Rosalinda Romero.

El que ha estado completamente abandonado es el sistema de la Educación Media Superior, las políticas que ha hecho el gobierno, en términos de planes y programas, han sido más desde una visión asistencialista.

Ha sido desde una posición no tanto para desarrollar un modelo de bachillerato que responda a las necesidades y las expectativas de los jóvenes”, explicó la especialista en Educación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Romero indicó que el presupuesto de este sistema fue destinado, principalmente al pago de salarios, entre ellos de su cuerpo de profesores, que no ha sido capacitado.

El informe de la ASF habla que se están cubriendo los sueldos de los profesores, en realidad no hubo una suerte de acciones contundente para modernizar los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Los profesores han externado que no tienen estabilidad laboral, sigue habiendo estos profesores que les llaman ‘taxi’, que no tienen la más mínima estabilidad laboral”, comentó Moreno.

Agregó que estos problemas han afectado principalmente a las generaciones de jóvenes que han pasado por sus aulas, al no tener la capacidad de participar en un sistema de competencias.

Ya han pasado varias generaciones que se han formado con el modelo de competencias, y los jóvenes siguen sin adquirir las competencias genéricas mínimas de las que habla este modelo.

Los programas y políticas a nivel gubernamental, se quedan en la parte política administrativa, de gestión administrativa”, señaló Romero.