Noticias de BCS, México y el mundo.

Jóvenes de comunidades, tienen mucho que reclamarnos: Pepe Hevia

miércoles 13 junio 2018 | Por: Redacción | La Paz Jóvenes de comunidades, tienen mucho que reclamarnos: Pepe Hevia

Tienen muchos deseos de superación, pero mínimas posibilidades de lograrlo.

Los jóvenes de las comunidades del municipio, tienen mucho que reclamarnos, porque tienen grandes deseos de superación, pero pocas posibilidades de lograrlo, por lo que es necesario darles respuesta a sus capacidades, manifestó el candidato del PRI a la presidencia municipal de La Paz, Pepe Hevia.


Al aceptar la invitación para ser el padrino de la generación 2015-2018 del CECYTE 02 de Todos Santos, el aspirante priista dijo que por ese motivo, desde la alcaldía de La Paz promoverá y ejecutará acciones tendientes a garantizar la educación y capacitación de los jóvenes que habitan en comunidades y rancherías, para que no sigan en el olvido.


Agregó que muchas veces se piensa que los jóvenes solamente están en las ciudades o los grandes núcleos urbanos, pero aclaró que en las comunidades y rancherías, también se les encuentra, buscando oportunidades para abrirse paso en la vida, porque han sido relegados por las autoridades municipales.


“Desde el que ayuda en las tareas del campo, la pesca, el comercio y otras actividades productivas, los jóvenes que no están en la ciudad, buscan llegar a ella porque saben que ahí pueden encontrar más opciones de desarrollo personal, pero no es tarea fácil para ellos”, agregó Pepe Hevia.


Señaló que en ese sentido, hace falta acercar las fuentes de empleo, la educación, la cultura y el deporte, a los jóvenes que viven en comunidades como Todos Santos, Los Barriles, El Triunfo, Las Pocitas, entre otras o bien facilitarles la posibilidad de trasladarse a las ciudades para continuar formándose como estudiantes y como personas.


Pepe Hevia externó que mediante becas, sistemas de transporte, albergue, entre otras opciones, es posible dar oportunidad a esos jóvenes, que desde sus comunidades de origen o de arraigo, claman por mejorar sus condiciones de vida y la de sus familias.