Michelle Valdez

Para evitar su venta, declaran tesoro nacional una obra de Sade

19/12/2017 00:12 Por: Redacción Para evitar su venta, declaran tesoro nacional una obra de Sade

El gobierno francés hizo la declaración para el manuscrito ‘120 días de Sodoma’ con el objetivo de evitar que sea subastado

PARÍS

El Gobierno francés impidió la subasta de los manuscritos "120 jornadas de Sodoma o la escuela de libertinaje" del Marqués de Sade, y el manifiesto del movimiento surrealista, de André Bretón, al declararlos Tesoro Nacional.

Ambos textos forman parte de una venta de documentos históricos pertenecientes al fondo Aristophil, objeto de liquidación judicial e investigado por haber supuestamente estafado a sus inversores mediante la compra de prestigiosos manuscritos.

Ambas obras, que iban a venderse el 20 de diciembre en la casa Drouot, se retirarán definitivamente del mercado cuando las adquiriera el Ejecutivo en una venta por mutuo acuerdo que se realizará al precio del mercado internacional, informó este lunes la empresa de inversión Aristophil, dueña de los manuscritos.

El manuscrito "120 jornadas de Sodoma o la escuela de libertinaje", con un precio estimado de entre 4.6 a 7 millones de dólares, lo acabó Sade cuando estuvo encarcelado en la prisión de la Bastilla, en París, entre 1784 y 1785.

Pero no fue hasta 1957 cuando esta salió de la clandestinidad, imponiéndose a la censura. En 1990, la obra del aristócrata entró a formar parte de la prestigiosa colección francesa de la Pléiade, reservada a los autores más reputados.

Se trata de un rollo de 12.10 metros de largo compuesto por 33 hojas.

El lote de Bretón está compuesto por el manuscrito original del manifiesto del movimiento surrealista, que data de 1924 con un valor estimado entre 704 mil a 939 mil dólares, y por un segundo manifiesto del surrealismo, valorado entre 1.1 y 1.4 millones de dólares.

También está incluido "Poisson soluble I et II" y contiene 114 ensayos de escritura automática plasmada en siete cuadernos escolares.

Conforme a la agencia France Press, esta venta es la primera de las 300 programadas durante seis años para dispersar las 130 mil piezas confiscadas a Aristophil y cuyos beneficios serán destinados a sus 18 mil inversores.

La justicia sospecha que el fondo utilizó para estafarlos la llamada “pirámide de Ponzi”, por la cual las inversiones de quienes ingresan en el fondo financian los intereses de quienes salen, método utilizado por el inversor estadunidense Bernard Madoff.