Noticias de BCS, México y el mundo.

Delincuencia y nula actuación de autoridades obligan a turista extranjera a dejar BCS en menos de 24 horas

07/12/2017 00:40 Por: Gilberto Santisteban Flores Delincuencia y nula actuación de autoridades obligan a turista extranjera a dejar BCS en menos de 24 horas

Amaia, una joven proveniente de España fue víctima de la delincuencia, de la indiferencia de las corporaciones y de vigilancia sin resultados que impera en el Malecón de La Paz

La Paz, Baja California Sur.- Amaia Calvo, es una joven española que fijo a La Paz en su itinerario de vacaciones de este fin de año, sin embargo, su visita a Baja California Sur (BCS) no fue lo que esperaba, debido a que la delincuencia que impera en el Malecón de la Capital del Estado.


 Amaia llegó el martes 5 de diciembre a La Paz, en su búsqueda de conocer la zona dorada de la ciudad capital, salió con amigos que la guiaron entre restaurantes y bares del Centro. Entre bebidas y alimentos típicos que se pueden encontrar los espacios de recreación del Malecón, nuestra denunciante regresó al vehículo en el que viajaba alrededor de las 23:00 horas, para encontrarse con la “buena nueva” de que había sido víctima de la delincuencia.


Según testigos que estaban cerca del vehículo, el cual fue estacionado por la central de camiones Águila, 2 sujetos a bordo de bicicletas, rompieron el cristal de una unidad Jeep, para después sustraer una mochila.

Delincuencia y nula actuación de autoridades obligan a turista extranjera a dejar BCS en menos de 24 horas

No se trataba de la ropa con la que Amaia viajaría y conocería Baja California Sur, ni de los mil 200 pesos en efectivo que cargaba para cualquier imprevisto, o de la cámara con la que grabaría los mejores momentos de su travesía; su pasaporte venía dentro de la mochila,  lo que prácticamente la obligaría a quedarse más semanas en el país, de las que tenía previstas.


Más de 7 ocasiones llamó al 9-1-1 para solicitar apoyo policiaco, para buscar en el área y ver su un milagro le regresaba su pasaporte, sin embargo, se topó con la cara de las corporaciones que muchos conocemos.


“Nadie llegó a ayudarnos, la últimas vez que marcamos nos dieron a entender que no era importante y que nadie iría, que fuéramos al Ministerio Público”, comentó.


Amaia se presentó en la Agencia del Ministerio Público para presentar su denuncia, sin embargo, “sólo fue una pérdida de tiempo”, puesto que pasó cerca de 3 horas para ser atendida por personal de la corporación, en una experiencia que sólo le dejó un mal sabor de boca.


“No podía creer la incompetencia de la persona que me estaba atendiendo, era como si no supiera qué es lo que hacía ni entendía lo que yo trataba de explicarle”, comentó sobre la atención que recibió del agente del Ministerio Público.

Delincuencia y nula actuación de autoridades obligan a turista extranjera a dejar BCS en menos de 24 horas

En menos de 24 horas, nuestra visitante descubrió que la promesa de una atención más rápida con el Nuevo Sistema de Justicia Penal era una falacia.


Al no encontrar respuesta por parte de las corporaciones, Amaia y sus amigos recorrieron la zona Centro para buscar indicios o pistas que la llevaran a recuperar su pasaporte. 


Avisó a policías de la zona, a recolectores de basura, incluso  solicitó a un hotel cerca de donde habían estacionado el vehículo ultrajado, ver las cámaras de vigilancia que apuntan hacia la calle, sin embargo, no obtuvo una respuesta positiva. 


Las horas fueron pasando y Amaia se vio obligada a dejar La Paz para irse a Ciudad de México y tramitar un nuevo pasaporte. El lunes 11 de diciembre viajaría a Estados Unidos, sin embargo, su identificación tardará 20 días en llegar por lo que su travesía ha sufrido un drástico cambio de planes.


En menos de 24 horas abandonó Baja California Sur, ese destino turístico que se vende como potencia mundial, por la delincuencia que golpea al Malecón, la cara de presentación para los turistas que arriban a La Paz.


Sin canalización, ni ayuda, ni orientación por parte de las corporaciones correspondientes, Amaia dejó atrás su ilusión por conocer la media península, frustrada ante esa delincuencia que dejó atrás pero que aún queda para los habitantes del municipio de La Paz.


La indiferencia de las corporaciones ofreció una cara vergonzosa para nuestra visitante. ¿Exhortos? No los hay, no más. Ya se han hecho durante 2 años y los oídos sordos simplemente se han multiplicado. Esta es nuestra realidad en materia de seguridad.