Noticias de BCS, México y el mundo.

Arte10; nace feria emergente

miércoles 13 diciembre 2017 | Por: Redacción | Cultura Arte10; nace feria emergente

• El proyecto Arte10, que replica el modelo colombiano de la Feria del Millón, se propone como un modelo alterno a Zona Maco

CIUDAD DE MÉXICO.- Una feria de artistas, no de galerías. Es la propuesta de Arte10, una iniciativa para la venta de obra de creadores emergentes. Una plataforma para que los jóvenes se enfrenten al mercado por primera vez, y se generen nuevos coleccionistas a partir de precios bajos. En febrero del 2018 se realizará la primera edición de esta nueva propuesta en el Foto Museo Cuatro Caminos con 55 artistas de diferentes disciplinas.

 

El proyecto es una réplica de la Feria del Millón que nació hace cinco años en Colombia, bajo el concepto de que los artistas son los encargados de atender su propio stand y ninguna obra rebasa un precio de un millón de pesos colombianos. En México, los participantes asignarán el costo a su obra, pero no rebasará los diez mil pesos mexicanos. Cada uno recibirá el 85 por ciento de la ganancia de la venta; el 15 por ciento restante será la cuota de recuperación para la feria, explicó Diego Garzón, director de la plataforma en Bogotá.

 

Este planteamiento rompe con la idea de que el arte siempre es costoso e inalcanzable porque solo se puede comprar en ferias internacionales. Pero con esta feria en Colombia se demostró que sí es posible promover este arte joven, y se vuelve un paso para que se conozca lo que la gente recién salida de las escuelas está haciendo”, acotó del proyecto que en 2016 recibió más de mil 400 solicitudes de artistas en Bogotá.

 

El esquema de Arte10 será el mismo. A través de una convocatoria, un comité –integrado por curadores, galeristas y académicos– seleccionará a 55 artistas emergentes de más de dos mil solicitudes. Por emergente se entiende, explicó Garzón y María Guadalupe Lara, directora del Foto Museo Cuatro Caminos, a creadores que no tienen un galerista o curador que los represente en el sistema del arte; incluso en la convocatoria se invita a participar a estudiantes o recién egresados de las escuelas de arte. Si bien no importa la edad del artista, se prevé serán jóvenes con una trayectoria corta.

 

Los artistas se quedan esperando a que llegue un curador a que los promueva, que un galerista les compra obra y creo que esos esquemas tienen que cambiar. El esquema del mercado del arte tiene que ir cambiando y esta plataforma es parte de eso, donde los propios artistas están más en contacto con el coleccionista y el futuro de sus piezas”, refirió Lara al precisar que no habrá costo por el uso del stand como se acostumbra en otras ferias.

 

Los seleccionados tendrán que presentar obra nueva, sin importar el formato, la técnica o temática. Pueden exhibirse un solo proyecto, o piezas aisladas. La intención es que cada uno atienda su propio stand, explique su obra y convenza a un posible comprador. “En México hay programas buenos de producción como el del Fonca para jóvenes creadores, pero cuando terminan no saben cómo vender, y nuestra idea es acercarlos a este mercado”, añadió.

 

Aunque cada artista se encargará también del montaje de la obra, habrá una suerte de curaduría a cargo de Gustavo Prado, curador del Foto Museo. Cada participante tendrá una pared o panel blanco de cuatro metros de ancho por dos de alto para exponer varias obras o una sola según su proyecto. De hecho el número de participantes se limitó al espacio físico dentro del recinto donde se montará de manera simultánea Voltaje-Salón de Arte y Tecnología, una exposición de artistas locales e internacionales sobre la relación entre el arte, la ciencia y la tecnología.

 

Si bien la nueva propuesta aprovechará la sinergia producida en febrero por Zona Maco, en la llamada semana del arte en la Ciudad de México, Lara y Garzón coincidieron en que Arte10 no representa competencia en el sentido de centrarse en sectores distintos de producción y venta de obra, e incluso cubrir zonas geográficas alejadas.

 

La dinámica de las ferias es convocar a otras ferias para que así se complementen unas con otras, entonces nosotros no surgimos como competencia a Zona Maco o Salón Acme u otra iniciativa, sino como un complemento a la estrategia del mercado del arte en México con la innovación de los precios, el tipo de arte y que si bien se cobra una comisión del 15 por ciento de la venta, este modelo es distinto a la iniciativa privada”, defendió Garzón.

 

“La Ciudad de México tiene más de 20 millones de habitantes y estamos en una zona fuera del circuito Roma-Condesa, alrededor del museo hay unas tres mil personas que tal vez vean arte por primera vez, entonces creo que seremos una opción para la gente de alrededor”, apuntó Lara.

 

En Colombia, la propuesta se ha convertido en un referente para creadores jóvenes. En números se reportan a 15 mil visitantes en tres días en 2016, año en que participaron 95 artistas nacionales e internacionales. Además, también en 2016, la feria se extendió al Caribe con una sede en Barranquilla con el objetivo de posicionar la ciudad en el