Noticias de BCS, México y el mundo.

Murió el multiasesino más famoso de EE.UU. Charles Manson

lunes 20 noviembre 2017 | Por: Redacción | Internacional Murió el multiasesino más famoso de EE.UU. Charles Manson

• El asesino en serie y líder de un culto homicida Charles Manson falleció este domingo pasadas las 8 de la noche



El líder de la Familia Manson se encontraba hospitalizado desde finales de la semana pasada luego de que su salud se deteriorara drásticamente mientras cumplía su sentencia en la cárcel.


Manson tenía 83 años y había pasado por el hospital varias veces debido a problemas de salud graves. Se encontraba en prisión desde 1969 por los homicidios de varias personas, incluyendo la actriz Sharon Tate.


Originalmente fue condenado a muerte, pero la corte catalogó la sentencia como inconstitucional y en su lugar se le fueron ordenadas 9 cadenas perpetuas.


Asesinato de Sharon Tate

El 23 de marzo de 1969, Manson, sin ser invitado, fue a la calle 10050 Cielo Drive, en Beverly Hills, California, que él conocía como la dirección de la residencia de la que Terry Melcher era inquilino. La propiedad era de Rudi Altobelli, empresario del espectáculo; pero Melcher ya no era inquilino del sitio. Desde febrero de aquel año, los inquilinos eran Sharon Tate y Roman Polanski.


Manson fue recibido por Shahrokh Hatami, un fotógrafo y amigo de Tate. Hatami estaba allí para fotografiar a Sharon Tate antes de su partida para Roma al día siguiente. Después de haber visto a Manson a través de una ventana y cómo se acercó a la casa principal, Hatami había salido al porche para preguntarle qué quería.


Cuando Manson le dijo a Hatami que estaba buscando a Terry Melcher, Hatami le informó que no lo conocía y que el lugar era la residencia de Roman Polanski. Manson se fue. Preocupado por el desconocido en la propiedad, Hatami bajó a la acera para hacer frente a Manson. Apareciendo detrás de Hatami, en la puerta principal de la casa, Sharon Tate le preguntó a Hatami que quién llamaba. Hatami dijo que un hombre estaba buscando a alguien. Hatami y Tate mantuvieron sus posiciones mientras Manson, sin decir una palabra, se iba.


Rudi Altobelli vio a Manson desde la casa de huéspedes cercana y preguntó a Manson a través de la puerta qué quería, Manson le respondió que estaba buscando a Melcher. Altobelli dijo a Manson que Melcher se había mudado a Malibú, mintiéndole ya que Altobelli no sabía la nueva dirección de Melcher. Manson le hizo un par de preguntas más a Altobelli y este le dijo a Manson que se fuera y que ya no molestara más a sus inquilinos. Manson se fue. Altobelli y Tate viajaron al día siguiente a Roma.


Asesinato de los LaBianca

La noche posterior a los crímenes en la casa de Sharon Tate, seis miembros de «La Familia Manson» partieron con nuevas instrucciones. Los cuatro protagonistas del evento anterior fueron acompañados por Leslie Van Houten y Steve Grogan. El propio Manson, disgustado por el modus operandi de sus adeptos en la noche anterior, el cual consideraba ruidoso y poco eficiente, acompañó esa noche a sus pupilos personalmente, a fin de mostrarles "como se hacía".

Tras varias horas en las que se estuvo considerando donde atentar, finalmente se encaminaron al número 3301 de Waverly Drive, en Los Ángeles. Resultó ser esta la vivienda de Leno LaBianca, un ejecutivo de supermercados, y su esposa Rosemary, copropietaria de una tienda de ropa. «La Familia Manson» conocía bien la zona, pues habían asistido a una fiesta en esa misma calle el año anterior.


El mismo Manson asaltó la vivienda de los LaBianca. Despertó a punta de pistola en el sofá donde se hallaba a Leno, que se había quedado dormido leyendo el periódico, y le trasladó al dormitorio junto a su esposa. Allí, Tex Watson, siguiendo instrucciones cubrió las cabezas de la pareja con fundas de almohada y sujetó estas firmemente en su lugar, usando cable telefónico. Tras presenciar esto con satisfacción, Manson abandonó la escena, no sin antes enviar al interior del domicilio a Krenwinkel y Van Houten, con claras instrucciones de que el matrimonio debía ser asesinado.


Watson trasladó de nuevo a Leno LaBianca a la sala de estar, y allí empezó a apuñalarle con un cuchillo de caza. El agresor se detuvo al escuchar ruidos de forcejeo procedentes de la habitación. Al dirigirse allí se encontró con Rosemary LaBianca intentando mantener a raya a Krenwinkel y Van Houten, sirviéndose de la lámpara que llevaba atada al cuello. Tex Watson sometió a la mujer propinándole varias puñaladas con el cuchillo. Tras esto regresó a la sala de estar y volvió a atacar a Leno, causándole la muerte tras apuñalarle 12 veces. Cuando terminó, talló la palabra "War" (en español: guerra) en el abdomen expuesto de la víctima, tras desabotonarle el pijama.


En la habitación, las mujeres terminaron su parte con la señora LaBianca, a la que siguieron apuñalando incesantemente. En la autopsia se encontraron hasta 41 heridas de arma blanca.


Tras los brutales asesinatos, y mientras Tex Watson se duchaba en la misma vivienda, Krenwinkel escribió "Rise" (en español: Alzáos) y "Death to the pigs" (en español: Muerte a los cerdos), en las paredes y "Helter Skelter", en la puerta de la nevera. Para ello usó la sangre del señor LaBianca. Después propinó al difunto Leno 14 heridas punzantes con un tenedor de trinchar, el cual dejó finalmente hincado en su estómago, y luego dejó un cuchillo carnicero clavado en la garganta de la víctima.


Los asesinos de los LaBianca regresaron al rancho Spahn. Mientras tanto, Manson, acompañado por Susan Atkins y Linda Kasabian, tenía la intención de que «La Familia Manson» cometiera otro asesinato pero, los planes no se concretaron y se desestimó la idea. La noche acabó simplemente con Atkins defecando en las escaleras de entrada de una vivienda.