Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 17 de junio de 2024

Los pequeños inocentes de la violencia en BCS

Al menos 6 menores de edad han sido asesinados y otros 5 han resultados heridos por impacto de bala

Los pequeños inocentes de la violencia en BCS

Al menos 6 niños han sido asesinados en hechos violentos en los últimos 2 años, así como 5 más han resultado lesionados, en balaceras en distintos crímenes de alto impacto en La Paz y Los Cabos

La Paz, Baja California Sur.- La violencia que impacta a Baja California sur (BCS) no es un fenómeno que haya golpeado solamente a “presuntos delincuentes”, como la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) lo manifiesta en cada boletín  con el que se confirma la ejecución de otra persona, sino que la vida de pequeños inocentes también se ha marchitado en el conflicto armado por el que atraviesa la media península.

Al menos 6 menores de edad han sido asesinados y otros 5 han resultados heridos por impacto de bala entre el 2015 y lo que va del 2017, crímenes que han llegado a encender momentáneamente una indignación masiva por parte de la ciudadanía y que, a la vez, han enmudecido a las autoridades del Gobierno del Estado.

Fue el 5 de noviembre del 2014 la primera vez que un niño fue alcanzado por las balas. Un menor, de escasos 5 años de edad recibió un balazo en un brazo en las calles Durango y 5 de Mayo, mismo que, afortunadamente, sobrevivió al altercado, sin embargo, la sociedad sudcaliforniano no daba crédito a lo que sucedía: la violencia que se había expandido desde julio del 2014, ya había tocado a “inocentes”.

Pasaría poco más de un año para que se diera el primer reporte de niños ejecutados en hechos violentos: fue el 3 de setiembre del 2015 cuando una familia fue interceptada en la carretera a la comunidad de Melitón Albañez, un comando armado disparo en contra del vehículo en el que viajaban 4 menores de edad y 2 adultos mayores. En resumen, 2 niños y 2 adultos mayores fueron asesinados en este acontecimiento, mientras que otros 2 resultaron lesionados. Esto crimen marcó un antecedente siniestro en el municipio de La Paz, por lo que los habitantes de la capital se mostraban temerosos ante el nivel de inseguridad nunca antes registrado en la entidad.

Entre los altercados que fueron creciendo en la ciudad capital, a mediados del 2016 la violencia comenzó a migrar al municipio de Los Cabos, siendo el 23 noviembre el día en el que los disparos le arrancaran la vida de una niña de 5 años de edad y a un menor de 14 años. Una madrugada de terror en la que los disparos de armas de fuego ensordecieron una noche tranquila para los habitantes de la colonia El Zacatal, en San José del Cabo (SJC), que terminó con la muerte al menos 3 personas.

La violencia continuó expandiéndose por Los Cabos: en la colonia Santa Rosa una adolescente de 14 años edad resultó lesionada en un fuego cruzado en meses pasados, asimismo, otra niña fue alcanzada por las balas en otro hecho en la colonia San José Viejo. Las 2 menores de edad sobrevivieron al ataque. Pero sangre de inocentes continuó vertiéndose en tierras sudcalifornianas, pues la tarde del 30 de marzo del 2017 una niña de 2 años de edad fue ejecutada en el interior de una vivienda en las calles Tamaulipas y Marcelo Rubio, en la colonia Ciudad del Cielo, en La Paz. Un comando armado arribó a la casa y disparó en contra de los habitantes, resultando lesionada la pequeña Khate “N”, misma que fue trasladada a un hospital, sin embargo la menor falleció poco antes de llegar al nosocomio.

El caso más reciente se registró el 8 de junio de este año, 2 personas fueron balaceadas cuando viajaban a bordo de una camioneta en la colonia Monte Real, en San José del Cabo (SJC), una de las víctimas era un niño de 8 años de edad, mismo que sería trasladado a un nosocomio en la colonia Guaymitas. La mañana del viernes 9 de junio BCS despertaría con la noticia de que el pequeño habría muerto en el hospital, sumándose a la lista negra de inocentes que han perdido la vida en la ola de violencia que desde hace casi 3 años azota a la entidad.

La violencia no se detiene y ante el silencio del Gobierno del Estado, ante autoridades que esperan conferencias una vez cada 2 meses para informar escuetamente qué avances hay en materia de seguridad, la población sudcaliforniana palidece: BCS ya no es el Estado más seguro de la república mexicana y definitivamente, en este momento, no va encaminado hacia un “mejor futuro”.