Noticias de BCS, México y el mundo.

Son ‘pan de cada día’, pero ¿por qué compartes tu vida en redes sociales?

07/12/2016 07:42 Por: Independencia Son ‘pan de cada día’, pero ¿por qué compartes tu vida en redes sociales?

CIUDAD DE MÉXICO. Las redes sociales abrieron una nueva manera de ‘conocer a otras personas’, pero ¿cuáles son las razones por las que las utilizamos?: Minerva Ordoñez, maestrante en Humanidades y profesora de la UNAM

CIUDAD DE MÉXICO.

Las redes sociales abrieron una nueva manera de ‘conocer a otras personas’, pero ¿cuáles son las razones por las que las utilizamos?: Minerva Ordoñez, maestrante en Humanidades y profesora de la UNAM asegura que los factores son varios; por ejemplo: ‘excluir todo lo negativo, proyectar que somos más exitosos, felices y físicamente bellos’.

Con información de www.unamglobal.unam.mx. La especialista asegura que ‘la entrada a las redes sociales es un requisito para existir, para que los demás sepan qué pensamos, producimos, hacemos’ avisar ‘que estamos plantados en el mundo’: muchos las usan como una herramienta para la venta de productos o servicios, otros para compartir ideas de carácter político o social.
La mayoría de los contenidos que encontramos son de carácter informativo o de entretenimiento; podrán ser interesantes, pero las entradas de blogs personales, las publicaciones en Facebook, los tuits y los videoblogs no construyen conocimiento ni trascienden: se vuelven sólo un contenido más de los millones que se suben a internet.
Por otra parte, ‘¿qué orilla a la gente a compartir a veces aspectos muy íntimos de su vida?’, (antes de continuar), cabe destacar que un perfil lleno de selfies es propio de una persona con baja autoestima, o que quienes comparten fotos y estados sobre lo felices que son, se sienten inseguros y buscan la aprobaciónajena.
Las redes se están volviendo lugares comunes para entender un fenómeno que es mucho más complejo. No debemos perder de vista que las redes sociales representan un espacio no de compañía, sino de no soledad, crean la ilusión de acompañamiento porque siempre hay alguien conectado. Si se comparte algo y pasan los minutos sin interacciones, es posible que nos empecemos a preguntar ¿qué está mal conmigo? ...”
Además, ‘permiten excluir lo negativo, proyectar que somos más exitosos, felices y bellos de lo que en realidad somos; en suma, todos los momentos de nuestra vida son gloriosos y dignos de recordar. Todo muy bonito, todo acorde con la mentalidad que priva actualmente y que indica que debemos potenciar lo bueno, ver en la calamidad la oportunidad’.
Finalmente, no hay que olvidar que ‘construir relaciones personales demanda un gran esfuerzo cotidiano y un compromiso que no estamos dispuestos a establecer, sobre todo porque implica mostrar el verdadero yo, sin máscaras ni filtros que cubran nuestros defectos o debilidades. Las redes sociales son menos desgastantes y, al parecer, más gratificantes”.