Noticias de BCS, México y el mundo.

El Difuntito, el niño que hace milagros

miércoles 02 noviembre 2016 | Por: Pamela Padilla Soto | Los Cabos El Difuntito, el niño que hace milagros

• El Difuntito es un niño que falleció con su familia por la crecida de un arroyo y que según la cultura popular local, hace milagros, especialmente aquellos enfocados a la sanación San José del Cabo, Baja California

• El Difuntito es un niño que falleció con su familia por la crecida de un arroyo y que según la cultura popular local, hace milagros, especialmente aquellos enfocados a la sanación
San José del Cabo, Baja California Sur.- Acerca de la solitaria capilla que se encuentra a la orilla de la costa de San José del Cabo, camino a Zacatitos, habitantes del poblado de La Playa, narran que fue en 1910 cuando una crecida de arroyo arrastró la vivienda y con ella a los integrantes de la familia Zazueta, siendo el único cuerpo hallado el del niño José, a quien dieron sepultura en el mismo lugar. Desde entonces, familias josefinas, particularmente de La Playa, tales como los Ruiz y los Zumaya, acuden hasta la tumba del niño José Zazueta, apodado El Difuntito, para rezarle y pedirle favores de sanación para ellos, sus familiares y amigos, los cuales han sido cumplidos. El Difuntito, el niño que hace milagros Es así, que aunque poco es conocida la historia, quienes acuden hasta la capilla resguardada por un ángel y le rezan, aseguran haber sido escuchados y recibido milagros del Difuntito, por lo que año con año le cumplen su manda. Lo anterior se puede corroborar en el lugar al que se puede acceder sin problema y donde es posible encontrar milagros, rosarios, cabellos trenzados, fotografías, zapatos, veladoras, dulces, juguetes y un sinfín de artículos que la gente deja a modo de agradecimiento por los favores cumplidos. En estos días y en este municipio en donde las tradiciones se sienten más alejadas que en el centro del país, estas historias de fe que marcan la cultura de los mexicanos, intentan ser transmitidas hacia los más jóvenes para que permanezcan y no se pierdan, los ancianos intentan transmitir estas historias de fe a los integrantes más jóvenes de sus familias, con la intención de preservarlas como parte de las tradiciones cabeñas, mexicanas y por supuesto, de Día de Muertos. Los más viejos, intentan transmitir esta tradición de generación en generación, con la intención de que los integrantes más jóvenes de la familia, preserven esta historia de fe, muy propia de Los Cabos y del Día de Muertos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por diarioelindependiente.mx si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido, ojo AL PRINCIPIO DE LA NOTA. Atte. Diario El Independiente