Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 23 de septiembre de 2020

Descuidada Casa del Estudiante Sudcaliforniano en CDMX

• Los habitantes aseguran que solo requiere rehabilitación para operar de manera óptima Ciudad de México.- El 30 de septiembre de 2016 fue la fecha límite que estipuló la Secretaría de Educación Pública (SEP) a nivel

Descuidada Casa del Estudiante Sudcaliforniano en CDMX

• Los habitantes aseguran que solo requiere rehabilitación para operar de manera óptima
Ciudad de México.- El 30 de septiembre de 2016 fue la fecha límite que estipuló la Secretaría de Educación Pública (SEP) a nivel estatal para que la Asociación de Estudiantes Sudcalifornianos en México (AESM) desalojaran la Casa del Estudiante Sudcaliforniano, debido a que un dictamen elaborado por Análisis y Desarrollo Estructural (Andes), el inmueble que 66 jóvenes que asisten a universidades de la capital del país llaman “hogar”, presenta un “alto riesgo” de colapso. Los jóvenes habitantes refieren que en diversas reuniones previas a esta notificación, Héctor Jiménez Márquez, titular de SEP, se habría comprometido a buscar los recursos para la rehabilitación de dicho inmueble; sin embargo, la dependencia determinó necesario clausurar la operación “por cuestiones exclusivamente de seguridad” y no económicas, a pesar de que dicha casa no recibiera un mantenimiento formal desde su puesta en operación en 1987. Descuidada Casa del Estudiante Sudcaliforniano en CDMX La AESM ha hecho público su rechazo, e incluso ha promovido un amparo constitucional para cancelar cualquier tipo de acción de la administración de Carlos Mendoza Davis orientada al cierre de la Casa, debido a que argumentan que esta decisión fue tomada “fuera de la normatividad”, con base en motivaciones “infundadas”, y con “arbitrariedad” por parte del Secretario de Educación, quien aseguran no tiene facultades ejecutivas dentro de la Casa. Esto ha ocasionado que las autoridades hayan decidido posponer “hasta nuevo aviso” el presunto desalojo de la casa, el cual se determinará a partir de un dictamen que han solicitado a la máxima autoridad en seguridad estructural en CDMX, el Instituto de la Seguridad para las Construcciones (ISCDF); sin embargo, mientras esto sucede, la vida estudiantil dentro de la casa continúa normalmente, y lo que ellos llaman “su lucha”, sigue. Diario El Independiente se trasladó a la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en la CDMX, en donde se entrevistó con Axel Enrique Meza Carrillo y Diego Alberto Peralta González, integrantes de la Comisión de Finanzas de la AESM, que se encarga de administrar los 120 mil pesos mensuales que otorga el Patronato del Estudiante Sudcaliforniano a los habitantes para llevar a cabo una actividad de autogestión. Dejaron ver que el ambiente entre la comunidad de la Casa del Estudiante es como una vida “en familia”; sin embargo, consideran que, como en cualquier núcleo, los conflictos entre los habitantes existen y son completamente “normales”, aunque aseguran, toda la comunidad se ha unido desde que la SEP anunciara este cierre, con la finalidad de resistir y buscar su permanencia. Las cocineras son sus “madres” y se oponen al cierre Trabajadoras del área de cocina se identificaron como Ana Paula Gómez Sánchez, de 54 años, quien asegura tener 22 años de servicio en la Casa, así como Leticia Guerrero Aviña, de 54 años y con 23 años cocinando para los estudiantes, ambas capitalinas, quienes aseguraron haber sentido “algo horrible” al recibir el oficio de notificación indicándoles reportarse a la representación del Gobierno de BCS en la CDMX para recibir nuevas instrucciones. “Nosotras hemos visto pasar a cientos de chicos buenos, llenos de ilusiones de crecer, de vivir y de salir adelante y yo soy la mamá de los niños. Conozco a mucha gente allá, una vez fui y me recibieron con globos, una fiesta completamente. No creo que la casa se esté cayendo, es una casa muy bonita, necesita su manita de gato y puede que no haya recibido mantenimiento pero eso no quiere decir que se nos va a venir encima”, aseguró Leticia Guerrero. Descuidada Casa del Estudiante Sudcaliforniano en CDMX Los estudiantes se manifiestan agradecidos con las empleadas que laboran en la estancia, y aseguran que como una madre, “te dan los buenos días, te preguntan cómo estás, están al pendiente de ti, te preguntan por qué no comiste ayer, te reciben con una sonrisa, con carrilla, con lo que sea sacarte una sonrisa, hacerte el día de cualquier otra manera”, por lo que las han hecho parte de su propia comunidad sudcaliforniana. • Las “fallas estructurales” y daños en la Casa del Estudiante El inmueble ubicado en Calzada de La Viga #1448, en la colonia El Sifón de la Delegación Iztapalapa, fue calificada por la Dirección de Protección Civil delegacional como “de bajo riesgo”; sin embargo, Andes S.A. de C.V. ha plasmado en el estudio que realizó en julio de 2016 que el material de concreto de la Casa del Estudiante “no cumple” con la seguridad estructural, por lo que se encuentra en riesgo grave y que “el costo del reforzamiento muy probablemente rebase el valor de una construcción totalmente nueva”. Los estudiantes reconocen que existen “grietas” en los cuartos de ensayo para los estudiantes de música, mismas que aseguran son provocadas por su cercanía con un edificio aledaño y la actividad sísmica de la zona; además, aseguran que el suelo de la CDMX es blando, ya que fue construida sobre un lago, “el suelo aquí es muy blando, tiende a asentarse y con el paso del tiempo, esto obviamente va a pasar”. Por otro lado, la casa cuenta con celdas de cimentación repletas de agua insalubre, este sistema funciona para que la construcción aligere su peso; sin embargo, el hecho de que se encuentren repletas de un líquido que desconocen pero puede ser “agua pluvial, drenaje o nivel freático” que deben desazolvarse y repararse por especialistas. Por último, explicaron que el techo de la zona de lavandería es el “mayor daño” que tiene la Casa del Estudiante, por lo que explicaron que buscarán repararla con “lo que nos llegue de nuestra beca”, el presupuesto que reciben para alimentarse, ya que estas fallas son “más estéticas que estructurales” y “no representan un mayor riesgo para toda la construcción”; además, reconocen daños en algunos pilares, pero aseguran que existen entre 30 y 40 iguales protegen la estructura. La Casa del Estudiante vale más de 23 mdp. De acuerdo a un documento emitido por el Gobierno de la Ciudad de México, la Casa del Estudiante tiene 2 mil 426 m² de terreno y 3 mil 118 m² de construcción, tiene un valor catastral de 23 millones 760 mil 567 pesos y está catalogada con la clasificación H05 (Habitacional, que puede tener hasta cinco niveles). El predio se encuentra a nombre del Gobierno de Baja California Sur. “En la delegación Iztapalapa nos pasaron el dato de que este terreno es mixto, sirve para construir zonas habitacionales o para comercio. No todos los terrenos de CDMX sirven para eso. Está ubicada muy cerca de Rio Churubusco, una avenida importante que delimita la zona céntrica de la ciudad y Calzada de La Viga, que es Eje 2 Oriente, en el que también hay mucha circulación de carros y permite el acceso a zonas céntricas de la ciudad”, aseguró Axel Enrique Meza. Además, los estudiantes radican en una ubicación “privilegiada”, al manifestar que en “menos de cinco minutos” pueden trasladarse a cinco diferentes líneas del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, entre las que nombraron: Mexicaltzingo (Linea 12), Escuadron 201 (Linea 8), Portales, Ermita, Nativitas (Linea 2) y Jamaica (Linea 4 y 9), Santa Anita (Linea 8); además, el Eje 2 oriente cuenta con infinidad de rutas de microbús para traslado a las escuelas. Los “vicios” que la SEP atribuye a la Casa del Estudiante Héctor Jiménez Márquez declaró para medios locales que, además de las fallas estructurales de la casa, la falta de una regulación (por ser una casa autogestiva), ha ocasionado que se hayan generado “muchos vicios”, tales como estudiantes que no concluyen su carrera en el tiempo estipulado, ya que “no tienen prisa de terminar porque les proporcionamos alimentación y vivienda”. Descuidada Casa del Estudiante Sudcaliforniano en CDMX Ante esta acusación, los estudiantes detallan que existen diversas comisiones (Bodega, Académica, Medios, Mantenimiento, Finanzas) que se encargan de hacer cumplir los lineamientos de la AESM, entre los cuales se especifica que cada habitante tiene la obligación de informar a la Comisión Académica sobre su desempeño escolar de manera trimestral; el promedio total de los estudiantes es de 89, con alumnos que promedian desde 79 hasta el 100 perfecto de calificación. “Si ha habido casos obviamente de que gente, falle en la escuela, cosas así, pero aquí mismo se toman esas determinaciones, o sea, si no estás en la escuela, hasta que seas regular puedes regresar. Se da un plazo, 15 días para buscar donde ir. Hay mucha gente que hemos corrido de aquí, que va y habla allá, entonces por esa gente podríamos decir que es la mala imagen. Al final de cuentas, esa persona no somos toda la Casa”, reiteró Axel Meza. Por último, los estudiantes dijeron sentirse “unidos y fuertes”, a la espera de la determinación de las autoridades en materia de seguridad estructural, pero sobre todo, del amparo que promueven ante los tribunales para evitar el cierre de la casa. Aseguraron que su resistencia a permanecer no es “declarar ninguna guerra” al Gobierno, sino defender su hogar y su oportunidad de estudiar en CDMX, que para ellos es “la educación a la que todos tenemos derecho”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por diarioelindependiente.mx si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido, ojo AL PRINCIPIO DE LA NOTA. Atte. Diario El Independiente