Noticias de BCS, México y el mundo.

El relato… Anduve usando una semana entera un Apple Watch y esto fue lo que sucedió

martes 27 octubre 2015 | Por: Independencia | Tecnología El relato… Anduve usando una semana entera un Apple Watch y esto fue lo que sucedió

• Antes de ajustar el Apple Watch en mi muñeca por primera vez, el concepto de los relojes inteligentes me parecía inútil y frívolo México.- Conseguí un de 42 milímetros con carcasa de aluminio y le cambié las c

El relato… Anduve usando una semana entera un Apple Watch y esto fue lo que sucedió • Antes de ajustar el Apple Watch en mi muñeca por primera vez, el concepto de los relojes inteligentes me parecía inútil y frívolo México.- Conseguí un de 42 milímetros con carcasa de aluminio y le cambié las correas color azul con las que venía por unas color 'Niebla' que se adaptan mucho mejor al estilo de vida urbano. Un tanto escéptico de los beneficios que usar este gadget de novedad podría traerle a mi vida, comencé a configurar el reloj inteligente de Apple con su teléfono, el iPhone 6. La sincronización entre ambos dispositivos fue sencilla y fácil de seguir, por lo que podría decir que 'mi primera experiencia con el Apple Watch fue agradable y orgánica'. Me di cuenta que en la pequeña pantalla del Watch no es posible configurar algunas cosas como contactos, aplicaciones y música pues eso se hace directamente desde la aplicación Watch incluida en el iPhone desde el sistema operativo iOS 8. Ya con todas las aplicaciones necesarias en orden, comencé a vivir la experiencia del Apple Watch a todo vapor. Mis impresiones: El Apple Watch nunca dejó que me perdiera una sola notificación o correo electrónico pues su sistema de vibración con el motor táptico hace que me entere de alguna novedad aún cuando camino, corro, subo escaleras o hago mis tareas cotidianas. Con sólo un movimiento de muñeca puedo revisar mis mensajes de WhatsApp, nuevos artículos en BuzzFeed y novedades en Gmail; no obstante, si quiero contestarlos, debo sacar el teléfono. Sin embargo, el hecho de que pueda saber qué mensaje necesita mi respuesta inmediata o no sin necesidad de usar el iPhone es algo cómodo que me permite interrumpir mi día mucho menos. El diseño del dispositivo de Apple es cómodo y se adapta de manera casi orgánica a mi muñeca. Tras varias horas de usarlo, mi cerebro casi olvida que lo llevaba puesto, por lo que continuamente me encontraba cocinando o incluso lavando mis manos temerariamente cerca del aparato sin darme cuenta. Afortunadamente, el Apple Watch está diseñado para tolerar un chorro de agua, entre otros peligros. El instructivo dice que la pila dura 18 horas por carga, pero puedo decir que a mí me duró poco más de 42 horas. La tarea de recargar la batería interna del Apple Watch con su peculiar cargador NFC también es sencilla y bastante rápida, para ser sinceros. Por otro lado, como ciudadano del Distrito Federal, pensé que el Apple Watch luciría demasiado ostentoso para ser un aparato de unos 7 mil pesos; sin embargo, al poco tiempo de llevarlo en la calle me percaté que el aparato es discreto y elegante. Lo malo, sin embargo, es que la gente que me veía revisar constantemente mi reloj pensaba que llevaba prisa cuando, en realidad, sólo revisaba mis notificaciones de WhatsApp. Hacer llamadas telefónicas con este smartwatch es otra tarea que me dejó impresionado y, a la vez, avergonzado: la calidad de sonido es buena, pero la manera en la que el reloj me obliga a comunicarme 'por turnos', me hizo sentirme como en una de las películas donde El Santo saca un reloj-radio para comunicarse con Blue Demon, su fiel compañero de aventuras. Otro beneficio que encontré del aparato es su resistencia pues no he econtrado una abolladura a pesar de que lo he golpeado en más de diez ocasiones contra la parte metálica de mi escritorio de trabajo. Apple anunció su reloj como un aliado de la actividad física y es curioso que su aplicación me haya invitado constantemente a levantarme de mi asiento y caminar o correr. Las notificaciones de actividad realmente me hicieron sentir la urgencia de abandonar mi sedentarismo laboral para conseguir 'los premios' que el Apple Watch me ofrece por superar las metas diarias que yo mismo me impuse. ¿Vale la pena comprarlo? Para ser sincero, el aparato realmente se convierte en una extensión de tu teléfono que no sobra en el ajetreo moderno; sin embargo, tampoco descubrí muchas funciones que otros smartwatches no tengan. Eso sí, el aparato ofrece una sensación de sofisticación que otros smartwatches como los de Sony o Samsung no ofrecen, pero eso es cuestión de gustos muy personales. Como usuario de un iPhone, el Apple Watch es un aliado que, confío, continuará sumando más aplicaciones que lo convertirán en un gadget más relevante con el paso del tiempo; pero si eres un usuario de Android, más vale que comiences a evaluar si vale la pena mudarse a iOS para hacerte del smartwatch de Cupertino o si, de plano, es necesario un reloj inteligente en tu vida. En lo que a mí respecta, el Apple Watch es más que un aparato de novedad, sino un buen gadget que incluso llega a ahorrar batería en ambos aparatos. Por ahora, soy feliz usando un aparato como éste, pero es probable que si no tienes un iPhone, no le veas el caso hasta que pruebes uno durante un par de días.