Noticias de BCS, México y el mundo.

Matan a magistrada y a su hijo por dinero y rencor; 3 detenidos

jueves 30 julio 2015 | Por: Redacción | Nacional Matan a magistrada y a su hijo por dinero y rencor; 3 detenidos

Una mujer y su hijo de 19 años, que procreó con el esposo de la magistrada, planearon y ejecutaron el doble asesinato en Aguascalientes México.- Elementos de la Policía Ministerial de Aguascalientes detuvieron a

  • Una mujer y su hijo de 19 años, que procreó con el esposo de la magistrada, planearon y ejecutaron el doble asesinato en Aguascalientes

México.- Elementos de la Policía Ministerial de Aguascalientes detuvieron a tres personas como probables responsables del homicidio de la magistrada federal Ana María Mujica, de 66 años de edad, y el de su hijo Manuel Fernando Sánchez Mujica, de 27 años de edad, quienes fueran encontrados sin vida en el interior de su residencia campestre ubicada en la comunidad de Valladolid, en el municipio de Jesús María, Aguascalientes.

Matan a magistrada y a su hijo por dinero y rencor

Los detenidos responden a los nombres de Sara Morán Hernández, de 41 años; su hijo Emilio Moisés Sánchez Morán, de 19 años, y Hugo Sánchez Beltrán, de 25 años de edad, quien es pareja sentimental de la mujer detenida.

Los detenidos responden a los nombres de Sara Morán Hernández, de 41 años; su hijo Emilio Moisés Sánchez Morán, de 19 años, y Hugo Sánchez Beltrán, de 25 años de edad, quien es pareja sentimental de la mujer detenida

De acuerdo con las investigaciones, Sara Morán Hernández señaló en su declaración que en la residencia campestre vivía ella junto a su hijo, toda vez que en el Estado de México conoció al esposo de la magistrada, con quien procreó a Emilio Moisés, pero después descubrió que tenía una familia en Aguascalientes.

Tras descubrir el hecho, el hombre le propuso que se fuera a vivir a Aguascalientes, en donde tenía un terreno muy grande con dos casas: una para ella y otra para su esposa, quien tenía conocimiento de su relación sentimental.

A la muerte del esposo de Ana María Mujica, quien trabajaba como magistrada en el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo para los estados de Aguascalientes y Zacatecas, contrató a Sara para que sirviera de su chofer y la trasladara al vecino estado, pero además manejaba parte de sus finanzas.

Con el tiempo se generaron problemas entre los hijos de ambas, lo que provocó que Emilio Moisés generara rencor hacia la magistrada y su hijo.

En sus declaraciones como parte de las indagatorias, los empleados de la residencia campestre señalaron a otra persona identificada como Hugo, quien era aparentemente la pareja sentimental de Sara y a quien vieron en la finca un día antes del homicidio, por lo que al cuestionar a la mujer sobre el paradero del hombre, terminó por confesar que efectivamente era su pareja y entre los tres planearon el doble homicidio.

Dentro de la confesión, la mujer señaló que el 25 de julio, a las 21:00 horas, arribaron al domicilio ella y su hijo, quien llevaba entre su ropa un arma calibre 22. Por unos minutos, Sara y Ana María platicaron en la cocina de la casa, mientras Emilio se dirigió a la recámara de Manuel Fernando, quien escuchaba música.

Al regresar, el joven entregó el arma a su mamá, quien ya se encontraba en la recámara de la magistrada, a la cual privó de la vida con un disparo en la cabeza; posteriormente, su hijo se dirigió a la recámara de Manuel Fernando, quien seguía acostado en la cama, y le disparó en dos ocasiones en la cabeza.

Los responsables del homicidio salieron de la casa para dirigirse a un bar ubicado en la avenida Colosio, en donde vieron a Hugo Sánchez Beltrán e ingirieron bebidas embriagantes. Al día siguiente, los homicidas avisaron a los empleados de la finca que habían encontrado los cuerpos de la magistrada y su hijo sin vida.

Al momento de la detención de Hugo Sánchez Beltrán declaró que su pareja sentimental y el hijo de ésta planearon el homicidio, porque sabían que la magistrada tenía mucho dinero y porque el hijo de su pareja tenía mucho rencor en contra de Manuel Fernando.